Xi Jinping | Presidente de la República Popular de China

| 63 años | Depredador desde 2013 |

Presidente de la República y Secretario General del Partido Comunista Chino.

 

Técnica de ataque: totalitarismo descentralizado

El Secretario General del Partido Comunista Chino no tolera ninguna disidencia. En lo que respecta a la censura, la autocensura y la represión para evitar que circule una información libre, China sigue siendo el primer país del mundo. Se prohíbe a la prensa escrita y audiovisual difundir información no autorizada procedente de medios de comunicación o de páginas web extranjeros. Controlar Internet es un asunto importante para el régimen. El mismo Xi Jinping preside la Oficina del Grupo Dirigente Central para Asuntos del Ciberespacio, que define la política de represión y de censura de la información en Internet. Las redes sociales chinas Weibo y QQ son vigiladas muy de cerca; cualquier información “molesta” es suprimida. Los periodistas independientes que se atreven a criticar al poder son perseguidos y encarcelados, y a menudo condenados en base a sus confesiones forzadas. 

 

Trofeos de caza: más de 100 periodistas y blogueros encarcelados. La China de Xi Jinping es la mayor cárcel del mundo para la prensa.

 

Brazos armados:

  • La Administración del Ciberespacio de China (CAC).
  • Todas las instituciones judiciales y policiales.

 

Blanco preferido:

  • Todos los periodistas y blogueros que den a conocer información que no sea aquella difundida por los medios de comunicación del Estado.
  • Todos aquellos que se interesen por la corrupción en el Partido, así como por los derechos humanos y por el estado de derecho.
  • Las páginas web de información gestionadas por periodistas-ciudadanos establecidos en el extranjero (que son bloqueadas sistemáticamente).

 

Discurso oficial: adoctrinamiento paternalista

"Los periodistas deben amar al Partido, proteger al Partido y seguir fielmente el liderazgo del Partido en su pensamiento, políticamente y en sus actos” (sobre los periodistas de CCTV, de la agencia Xinhua y de Le Quotidien du Peuple, febrero de 2016).

 

Puntuación:

China, que se encuentra en el lugar 176 -de 180 países- en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2016 de RSF, pertenece al club de los peores enemigos de la libertad de prensa.