Pierre NKURUNZIZA | Presidente de Burundi

| 52 años | Depredador desde 2015 |

Pierre Nkurunziza es presidente de Burundi desde 2005. En 2015, el mandatario emprendió una intensa campaña de represión contra los medios de comunicación, empezando por aquellos que cubrieron el intento de golpe de estado, organizado por detractores del presidente que se oponían a su intención de ser reelegido, algo contrario a la Constitución.

 

Técnica de ataque: represión con mil caras

Desde 2015, la represión contra los medios de comunicación ha adquirido diversas formas: acoso judicial, encarcelamientos arbitrarios, prohibición de difusión o de publicación, palizas, tortura, desapariciones... El 13 de mayo de 2015, durante el intento fallido de golpe de estado apoyado por algunos generales moderados, las radios de Bujumbura, la capital de Burundi, sufrieron ataques con armamento pesado. Desde entonces, todas permanecen cerradas “debido a la investigación”. A las emisoras de radio se las acusa de complicidad con los golpistas por haber difundido sus mensajes y por haber relatado los acontecimientos del 13 de mayo de 2015. Los directores de los cinco principales medios de comunicación independientes (Radio Pública Africana, Bonesha FM, Radio Isanganiro, Radio-televisión Renaissance, y el diario Iwacu) se encuentran en el exilio y bajo orden de arresto. La mayoría de los periodistas burundeses que padecían amenazas, ataques o intimidaciones, decidieron marcharse del país. Los que se quedaron casi no pueden trabajar. Son boicoteados por las fuentes de información oficiales y con frecuencia son víctimas de las fuerzas del orden debido a su profesión. Algunos han sido agredidos físicamente en plena calle por la policía. Actualmente, la mayoría de los periodistas burundeses se ha exiliado a Ruanda, donde carecen de medios para ganarse la vida. 

 

Trofeos de caza:

  • un centenar de periodistas exiliados;
  • un periodista desaparecido: Jean Bigirimana, en julio de 2016  (petición online
  • prohibición de todos los medios de comunicación independientes;
  • cuatro periodistas se enfrentan a procesos judiciales acusados de ser los "autores intelectuales" del golpe de Estado. En la actualidad están exiliados en Ruanda.

 

Brazo armado: el Servicio Nacional de Inteligencia (SNR).

 

Blanco preferido: todos los medios de comunicación que critican al régimen, en especial las radios.

 

Discurso oficial: campaña de descrédito

“Creo férreamente que el caso del periodista Jean Bigirimana se inscribe en la perspectiva de aterrorizar sin mucho esfuerzo y de buscar el ostracismo del poder de Bujumbura, con el objetivo de obtener un cambio de régimen” (Willy Nyamitwe, portavoz del Presidente, en Facebook, el 5 de agosto de 2016).

 

Puntuación:

Burundi se encuentra en caída libre: ocupa la posición 156, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2016 de RSF. En 2004, este país estaba en la posición 73ª.