Omar AL BASHIR | Presidente de Sudán

| 72 años | Depredador desde 1989 |

Omar al Bashir tomó el poder del país el 30 de junio de 1989 tras un golpe de estado.

 

Técnica de ataque: dictadura islamista brutal

En 27 años en el poder, Omar al Bashir nunca ha cambiado de política en lo que se refiere a los periodistas; tienen que someterse. En Sudán, los medios de comunicación se encuentran bajo vigilancia constante y el mínimo intento de alejarse de las directrices gubernamentales puede constarles caro: periodistas acosados, amenazados, detenidos, condenados u obligados a exiliarse. Las armas favoritas de los órganos de gobierno del autócrata de Jartum son la confiscación, la suspensión o la prohibición definitiva de los diarios. Además del terror, otra arma usada con frecuencia por el poder es la asfixia económica a través de largos procesos judiciales contra medios de comunicación y periodistas.

 

Trofeos de caza: desde 2010, RSF ha registrado que el gobierno ha requisado más de 165 diarios e interpelado a más de 139 periodistas –que han sido encarcelados o afrontan procesos judiciales emprendidos de manera arbitraria–. Un periodista del diario Al-Akhbar, Mohamed Ali Mahamado, se encuentra preso desde el 28 de septiembre de 2013.

 

Brazo armado: el servicio de inteligencia (NISS), que desde 2010 goza legalmente de inmunidad en todas sus acciones y está autorizado para confiscar cualquier publicación cuando considere que atenta contra la seguridad nacional, incita al odio, siembra la discordia o propaga rumores.

 

Blanco preferido: los periodistas que hablan del conflicto en Darfur o en Kordofán del Sur, de la Corte Penal Internacional (que emitió dos órdenes de arresto contra Omar al Bashir, en 2009 y en 2010), de las violaciones a los derechos humanos y de la corrupción.

 

Discurso oficial: desprecio amenazante

"El presidente justifica la confiscación de medios de comunicación, pues los diarios no deben sobrepasar los límites. La cuestión de los periodistas no le importa al Ministerio y la prensa no me interesa” (Ministro de Información, 17 de febrero de 2015).

 

Puntuación:

Sudán se encuentra en la posición 174, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2016 de RSF. La libertad de informar no cesa de disminuir en el país; el régimen de Jartum es  uno de los que peor trata a los periodistas.