Nursultán NAZARBAYEV | Presidente de Kazajistán

|76 años | Depredador desde 1990 |

Nursultán Nazarbayev fue jefe del gobierno kazajo durante los últimos años de la era soviética (1984-1990) y se convirtió en presidente del país a partir de su independencia.

 

Técnica de ataque: autocracia megalómana

Kazajistán ha sido dirigido desde su independencia por Nursultán Nazarbayev. Si bien es cierto que el país nunca ha gozado de un pluralismo mediático saludable, hoy en día está muerto. La prensa independiente y la de oposición padecen el clima nocivo provocado por la lucha por la sucesión del dictador y el deterioro de la situación económica. Son frecuentes los procesos judiciales, las agresiones y las citaciones de los servicios de seguridad. En diciembre de 2012, el gobierno simplemente cerró los principales medios de comunicación nacionales de oposición. Cada nueva publicación independiente es cerrada, invariablemente, al cabo de algunos meses. La ley kazaja contempla penas de prisión por el delito de atentar contra “el honor y la dignidad” del presidente, los magistrados, los servidores del Estado en ejercicio de sus funciones, etc. Además, se ha aprobado una ley especial para sacralizar la persona del “primer presidente de la República de Kazajistán” que le garantiza que estará a salvo de críticas incluso después de muerto.

Internet está estrictamente controlado. Un “consejo de seguridad”, que depende de la Presidencia, mantiene al día la lista de webs que deben ser bloqueadas por considerarlas “extremistas” o “destructoras”. Desde diciembre de 2011, los usuarios de los cibercafés están sometidos a una estrecha vigilancia: deben entregar de un documento de identidad, hay videovigilancia y hay que conservar obligatoriamente el historial de webs visitadas, algo que el gerente debe poner a disposición de los servicios de seguridad. Las leyes liberticidas se suceden, autorizan a las autoridades a cortar las telecomunicaciones y a instaurar la censura previa en cuanto consideren que es necesario.

 

Trofeos de caza: cierre brutal de todos los medios de comunicación nacionales de oposición en 2012, acusados de haber instigado una rebelión un año antes. Un periodista, Yaroslav Golyshkin, que trabajaba para el semanario Versiya, se encuentra encarcelado desde el 14 de mayo de 2015.

 

Brazo armado:

  • Los tribunales y la fiscalía (la justicia está a las órdenes del gobierno).
  • EL KNB (Comité para la Seguridad Nacional).

 

Discurso oficial: paternalismo populista

“[En Internet] se dice quién sabe Dios qué, cualquiera puede escribir lo que quiera y es imposible saber quién hizo qué. Debemos reforzar nuestros propios contenidos en Internet, explicarle al pueblo dónde se encuentran las buenas [fuentes] y dónde están las malas” (abril de 2012).

 

Puntuación:

Kazajistán se encuentra en el puesto 160, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2016 de RSF. El país ha visto cómo en los últimos cinco años los últimos espacios de libertad de prensa han ido desapareciendo.