Joseph KABILA | Presidente de la Rep. Dem. del Congo

| 45 años | Depredador desde 2001 | 

Joseph Kabila sucedió en la presidencia a su padre, Laurent-Désiré Kabila, quien fue guerrillero y derrocó a Mobutu Sese Seko. En teoría, el segundo mandato de Joseph Kabila acaba el 19 de diciembre de 2016 y no le queda la posibilidad de ser reelegido. Sin embargo, el presidente logró aplazar las elecciones presidenciales, cuya fecha aún está por definir. La Comisión Nacional de Elecciones dijo que preveía organizar los comicios en diciembre de 2018, es decir, dos años después de lo establecido en el calendario inicial.

 

Técnica de ataque: terror al servicio del caos

Joseph Kabila deja actuar a sus soldados, policías y servicios de seguridad para que agredan a la prensa. En el mejor de los casos, los periodistas trabajan padeciendo amenazas y violencia; en el peor, son detenidos e incluso asesinados. Para el presidente congoleño, el mejor medio de controlar este sistema es garantizar que los autores de las agresiones contra la prensa gocen de una total impunidad.

Desde que Joseph Kabila llegó al poder han sido asesinados algunos periodistas. En estos casos la justicia no existe: las investigaciones se hacen a medias, sin identificar a los autores intelectuales, o no se abre ninguna investigación. En uno de los casos, dos individuos fueron detenidos y los obligaron a confesar que habían matado a un periodista, los condenaron y los encarcelaron; después escaparon misteriosamente. A los autores intelectuales de estos asesinatos no se les molesta.

 

Trofeos de caza: al menos ocho periodistas asesinados por fuerzas confabuladas con el Estado (militares o políticos, que fueron los autores intelectuales).

 

Brazos armados:

  • la Agencia Nacional de Inteligencia,
  • las Fuerzas Armadas,
  • el Ministro de Comunicación.

 

Blanco preferido: los periodistas independientes que se interesan demasiado por la colusión del poder con grupos armados ilegales o por los conflictos de interés en asuntos financieros.

 

Discurso oficial: mentira descarada 

“Quiero afirmar aquí la determinación del gobierno congoleño de que ningún crimen –contra los periodistas o contra la población de Kinshasa, al este o a lo largo del territorio nacional– quede impune” (clausura de la Cumbre de la Francofonía, Montreux, octubre de 2010).

 

Puntuación:

La República Democrática del Congo, en retroceso constante desde 2004, se encuentra en el puesto 152, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2016 de RSF.