Gurbanguly BERDIMUHAMEDOV | Presidente de Turkmenistán

| 59 años | Depredador desde 2006 |

Gurbanguly Berdimuhamedov fue “reelegido” desde la primera vuelta en las elecciones presidenciales de 2012 con el 97% de los votos.

 

Técnica de ataque: autocracia totalitaria

Desde que ascendió al poder, Gurbanguly Berdimuhamedov esgrime un discurso reformador. La distancia entre lo dicho y lo hecho es flagrante, y sus palabras contrastan con la política que en realidad aplica al país, considerado uno de los regímenes más totalitarios del planeta. En enero de 2013 Turkmenistán aprobó finalmente una ley de medios de comunicación que proclama de manera oficial la libertad de expresión y que prohíbe la censura. Sólo son apariencias, pues el Estado aún reina indudablemente en todos los medios de comunicación turkmenos; el mandatario los utiliza para difundir propaganda y castiga severamente a aquellos que se alejan de la línea oficial. Aún permanece en la memoria que Ogulsapar Muradova, corresponsal de Radio Azatlyk, murió torturada en 2006.

Desde 2008, Gurbanguly Berdimuhamedov tiene declarada la guerra a las antenas parabólicas, la única manera que tenía la población de ver los canales por satélite rusos, turcos o árabes y escapar así de la propaganda asfixiante de los medios de comunicación estatales. Respecto a Internet, la población sólo tiene acceso a una intranet completamente cribada, el "Turkmenet". El puñado de periodistas que aún colaboran clandestinamente con los medios de comunicación independientes establecidos en el extranjero, se enfrenta desde hace meses una presión sin precedentes; muchos de ellos se han visto obligados a poner fin a sus actividades periodísticas.

 

Trofeos de caza: en 10 años, varios periodistas han sido arrestados y detenidos arbitrariamente en condiciones atroces. Un periodista está aún encarcelado, Saparmamed Nepeskuliev, reportero de Alternative Turkmenistan News y de RFE/RL, encarcelado desde el 7 de julio de 2015. Casi no queda ningún periodista independiente en Turkmenistán y el país se encuentra en medio de un inmenso desierto mediático.

 

Discurso oficial: presión autoritaria

"La prensa turkmena no cubre lo suficiente los logros del Estado” (mensaje a los medios de comunicación, enero de 2014).

 

Puntuación:

Turkmenistán se ubica en la posición 178, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2016 de RSF. El país se encuentra al fondo de la tabla, junto a Corea del Norte y Eritrea.