Alí JAMENEI | Líder Supremo, República Islámica de Irán

| 77 años | Depredador desde 1989 |

Alí Jamenei, sucesor del ayatolá Jomeini, fue presidente de la República Islámica entre 1981 y 1989.

 

Técnica de ataque: acoso sin tregua

Desde la instauración la República Islámica, el Líder Supremo, dirigente religioso chiita, ha ubicado el dogma religioso en el centro de la ley. Desde la llegada de Internet, el Líder Supremo y sus agentes velan por la pureza de la información en las redes sociales. Los periodistas-ciudadanos, muy numerosos en Irán, son vigilados, acosados, citados a interrogatorios y a menudo condenados a penas de prisión; las condiciones en que se encuentran encarcelados son terribles.

 

Trofeos de caza: desde 2015, al menos 40 periodistas han sido citados por las autoridades; 15 fueron condenados a penas de cárcel. Desde 1989, al menos 400 periodistas e internautas han sido condenados, más de 500 se han exiliado. Actualmente, 24 periodistas independientes se encuentran detenidos.

 

Brazo armado: la Guardia Revolucionaria.

 

Blanco preferido: todos los periodistas independientes.

 

Discurso oficial: relativismo nacional religioso

“Hoy en día, algunos repiten sin parar la expresión ‘libertad de prensa recientemente adquirida’. En mi opinión, eso no quiere decir nada. Procede de radios extranjeras hostiles” (discurso dado a los  estudiantes de la universidad Tarbiat Modares, el 3 de septiembre de 1998).

 

Puntuación:

Irán ocupa el puesto 169, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2016 de RSF. Desde que existe el ránking, el país ha estado situado entre los peores regímenes a escala mundial.