YEMEN | RSF pide una investigación independiente que aclare la muerte por envenenamiento del periodista Mohamed Al-Absi

09.02.2017 18:16
 
 
 
Los resultados de la autopsia del periodista de investigación Mohamed Al-Absi han revelado que fue envenenado. Reporteros Sin Fronteras pide por ello una investigación independiente e imparcial que aclare su asesinato y lleve a sus responsables ante la justicia.
 
 
 
Mohamed Al-Absi murió el 20 de diciembre en un hospital de Sanna tras cenar con un familiar cercano. La familia pidió atrasar su entierro para que se le hiciera una autopsia que ha terminado revelando que murió víctima de un gas tóxico. Los resultados han sido publicados el 5 de febrero por el comité formado por la familia, el sindicato de periodistas yemeníes, varias ONG y cetros de investigación. 
 
 
Sin embargo, todavía quedan cosas por aclarar. Según los medios locales, el periodista llevaba tiempo investigando a empresas petroleras propiedad de líderes hutíes justo antes de su muerte.
 
 
“Lamentamos la muerte de este periodista que apunta a haber sido un terrible asesinato, y pedimos una investigación imparcial, libre de presiones políticas, que determine exactamente las circunstancias de su muerte y pueda finalmente aportar justicia a la familia”, afirma Alexandra El Khazen, responsable de la oficina de Oriente Medio de Reporteros Sin Fronteras. 
 
 
Al-Absi era conocido por sus investigaciones sobre corrupción, mercado negro y guerra económica. Trabajó para el periódico gubernamental Al-Thawra hasta que los rebeldes hutíes tomaron la capital, en septiembre de 2014. También solía colaborar con los periódicos Al-Sharea y Al-Oula antes de que fueron obligados a cerrar. Mantenía desde entonces su blog personal. 
 
 
Según fuentes de RSF, sabía que estaba en peligro, pero motivos personales le llevaron a quedarse en el país y descartar el exilio.
 
 
Desde que empezara la guerra en Yemen y la colación árabe liderada por Arabia Saudí interviniera en marzo de 2015, los periodistas han sido blanco de ambas partes del conflicto. Por un lado, de los simpatizantes del Presidente Hadi, y por otro de los rebeldes hutíes apoyados por las fuerzas del expresidente Saleh y grupos armados del sur del país como Al Qaeda en la Península Arábiga (AQAP). 
 
 
En 2016, cinco periodistas fueron asesinado, y un total de 17 permanecen retenidos por los rebeldes hutíes y Al-Qaeda. 
 
 
Yemen ocupa el puesto 170 de los 180 países que conforman la actual Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa elaborada anualmente por Reporteros Sin Fronteras. 
 
 
Consulta más información sobre Yemen en el Informe Anual 2016 publicado por RSF - España.