VENEZUELA | Día del Periodista en Venezuela, bajo el signo de la represión y la censura

27.06.2017 17:13

 

Con ocasión del Día Nacional del Periodista en Venezuela, que se celebra este martes, 27 de junio, Reporteros Sin Fronteras denuncia el incremento de los actos de violencia contra la prensa, en medio de una situación política muy tensa.


Este martes, 27 de junio, Venezuela celebra el Día Nacional del Periodista. Sin embargo, no hay mucho que celebrar, las condiciones de trabajo de los periodistas venezolanos se han deteriorado dramáticamente desde el inicio del año.


Las cifras provocan vértigo. Según el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP), entre el 31 de marzo y el 24 de junio, 376 trabajadores de prensa han sido agredidos en 238 casos documentados, 170 responsabilidad de las fuerzas de seguridad. La GNB (Guardia Nacional Bolivariana) es responsable del 60.5% de los casos de agresiones que tienen como victimarios a los organismos de seguridad del Estado. El SNTP contabiliza igualmente 33 detenciones ilegales de trabajadores de medios de comunicación. Y se registran también numerosos casos de periodistas agredidos por los manifestantes.


Los periodistas no son las únicas víctimas de esta violenta represión. Desde el 1 de enero de 2017, más de 75 venezolanos han muerto en las manifestaciones y unos 2.000 han resultado heridos. La muerte del joven activista David Vallenilla, ocurrida el 22 de junio, consternó a todo el país. Cerca de 3.000 manifestantes han sido detenidos; de ellos, más de 1.000 aún se encuentran privados de su libertad*.


“En este día especial, Reporteros Sin Fronteras (RSF) reconoce el valor de los periodistas venezolanos que, en la adversidad y en medio de condiciones de seguridad deplorables, siguen realizando su trabajo informativo", afirma Emmanuel Colombié, director del Despacho América Latina de RSF. “La libertad de expresión y la libertad de prensa se encuentran en peligro en Venezuela. El gobierno de Nicolás Maduro debe dejar de obstaculizar el trabajo de la prensa en las manifestaciones y dejar de censurarla sistemáticamente, así como garantizar la seguridad de manifestantes y periodistas”, añade.


Por otra parte, la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel), cuyo director fue remplazado el 21 de junio pasado, sigue cerrando medios de comunicación. Tan sólo en el año 2017, la Conatel ha hecho callar a más de 41 radios y canales de televisión en los estados gobernados por el partido de Nicolás Maduro, según datos del Ipys.


Este cierre de medios de comunicación, favorecido por el "estado de excepción y emergencia económica", prolongado por el gobierno en mayo de 2017, se efectúa en medio de una gran opacidad y sin justificación.


La última televisión que fue censurada fue el canal de la Universidad de los Andes, ULA TV; el gobierno lo sacó del aire el jueves 15 de junio tras una inspección de la Conatel, que también incautó el equipo de la redacción.


Venezuela ocupa el puesto 137 de los 180 países que conforman la actual Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa elaborada anualmente por Reporteros Sin Fronteras.


*Fuentes: Ministerio Público, Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP), Espacio Público, Foro Penal.