UZBEKISTÁN | Una docena de organizaciones internacionales piden una investigación sobre las torturas al periodista Bobomurod Abdullaev

14.02.2018 17:40

 

 


Un total de 12 organizaciones de defensa de los derechos humanos piden la inmediata puesta en libertad de Bobomurod Abdullaev y otros detenidos en Uzbekistán.

 


Las autoridades uzbekas deben garantizar una investigación imparcial e independiente de las supuestas torturas y malos tratos infringidos al periodista independiente Bobomurod Abdullaev. Las 12 organizaciones de defensa de los derechos humanos que hoy denuncian los malos tratos infringidos a Abdullaev, piden también la libertad de todos los encarcelados por el mero hecho de ejercer su derecho a la libertad de expresión en Uzbekistán.


Abdullaev, reportero freelance, trabajaba para la agencia de noticias Fergana y otras publicaciones, cuando fue detenido, en septiembre de 2017, en Tashkent, por oficiales del Servicio Nacional de Seguridad de Uzbekistán (conocido como SNB). Le acusaron de “conspiración para derrocar al régimen constitucional” bajo el artículo 159(4) del código penal del país, que contempla penas de hasta 20 años de cárcel. Sus familiares contaron el pasado 3 de febrero a varios grupos de defensa de los derechos humanos que ha sido torturado en prisión, por lo que estas organizaciones piden su inmediata puesta en libertad y la de los demás detenidos en circunstancias similares.


“En un momento en el que el gobierno uzbeko adopta medidas para reformar a los temidos servicios de seguridad del país, las informaciones sobre torturas en prisión deben ser inmediatamente investigadas y condenas públicamente”, advierte Steve Swerdlow, de Human Rights Watch.


La 12 organizaciones son: Amnistía Internacional, Association for Human Rights in Central Asia, Civil Rights Defenders, the Committee to Protect Journalists, Freedom House, Human Rights Watch, International Partnership for Human Rights (IPHR), Norwegian Helsinki Committee, Reporteros Sin Fronteras, Freedom Now, ARTICLE 19, y el foro uzbeko-germano para los Derechos Humanos.


El 8 de febrero, el defensor de derechos humanos con sede en Tashkent, Surat Ikramov, informó de las publicaciones en prensa sobre las torturas a Abdullaev. Dos oficiales implicados en los abusos habrían sido suspendidos y se les habría impedido dejar la ciudad pendientes del desarrollo de la investigación. Previamente, el 31 de enero, el gobierno uzbeko anunció el reemplazo del jefe del SNB, Rustam Inoyatov, dirigente de los servicios de seguridad durante 22 años, en cuyo mandato se han denunciado numerosas torturas y malos tratos.

 

Leer información completa (en inglés)