UNIÓN EUROPEA | Carta abierta al Presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, por la seguridad de los periodistas

15.03.2018 19:55


6 de marzo de 2018

 

Estimado Presidente Juncker,

 

Nosotros, los abajo firmantes, estamos profundamente tristes y consternados por el reciente asesinato del periodista eslovaco Ján Kuciak, y la periodista de Malta, Daphne Caruana Galizia. Estos asesinatos en suelo europeo por causas relacionadas con el reporterismo de investigación son simplemente inaceptables.


Celebramos la condena de estos asesinatos que han hecho las instituciones de la Unión Europea. Sin embargo, pedimos que no se pierda más tiempo en palabras y se pase a la acción. Urgimos a los oficiales de alto nivel de la Comisión Europea a mantener comunicaciones regulares con las autoridades policiales en Eslovaquia y Malta para garantizar que la investigación de la policía es completa, confiable e independiente.


Además, la Comisión Europea debe adoptar un rol de liderazgo para que oficiales y figuras públicas creen un ambiente en el que se respete la función del periodismo. Los oficiales del estado y  las figuras públicas deben hacerse oír en su apoyo a la función crítica del periodismo y apoyar igualmente a los periodistas cuando son atacados. Un clima en el que la impunidad prevalezca y en el que los periodistas sólo sean respetados cuando sirven a los intereses de los poderosos, siembra el camino para la violencia.


Estos asesinatos son una señal urgente de la necesidad de apoyar urgentemente a la sociedad civil en los estados miembros de la UE en sus esfuerzos por luchar contra la impunidad, por documentar y promover la persecución a las violaciones de la libertad de prensa.


En la actualidad un periodista es asesinado cada cinco días, casi con total impunidad. Debemos impedir que la región europea se convierta en un entorno donde los periodistas no sientan seguridad para ejercer su trabajo. Pedimos a la Comisión Europea que trabaje, como prioridad, con los estados miembros para iniciar un proceso de construcción de mecanismos nacionales de protección para los periodistas en Europa.


Cuando los periodistas son asesinados, el resultado además es que son silenciados y el público se ve privado de sus informaciones. En el caso de Ján Kuciak y Daphne Caruana Galizia, informaciones sobre corrupción, crimen organizado y abuso de poder. Historias que el público tiene el derecho a conocer. La seguridad para los periodistas es una condición previa para el buen periodismo que sirve a sociedades y audiencias. Nuestras democracias europeas no pueden prosperar cuando los periodistas son silenciados y no pueden informar al público sobre temas importantes ni vigilar a los que ostentan el poder.


Urgimos a la Comisión Europea a pedir a los gobiernos de sus estados miembros  que pongan en marcha sin más demora sus esfuerzos en promover un ambiente seguro para los periodistas, siguiendo las numerosas resoluciones adoptadas por Naciones Unidas sobre seguridad de los periodistas y la recomendación del Consejo de Europa sobre la Protección de los Periodistas y la Seguridad de los Periodistas, así como de la prensa.


Urgimos a la Comisión Europea a dar un paso adelante en sus esfuerzos para proteger a los periodistas en Europa. Las organizaciones abajo firmantes estamos listas para apoyar en estos esfuerzos.


Su respuesta a los asesinatos de Ján Kuciak y Daphne Caruana Galizia debe servir de precedente para saber lo que es permisible en la Unión Europea. El futuro a salvo para los periodistas está en sus manos.


Atentamente

 

Array