TURQUÍA | Sentencia inminente para 29 periodistas y empleados de medios

22.02.2018 20:29

 

Reporteros Sin Fronteras (RSF) reitera su condena del juicio con motivaciones políticas contra 29 periodistas y empleados de medios de comunicación que se ha reanudado este jueves 22 de febrero en Estambul y que se espera que finalice este viernes. Muchos de ellos pueden ser condenados a largas penas de cárcel. De los procesados, 21 llevan detenidos los últimos 18 meses.

 

El juicio contra los 29 periodistas quedará visto para sentencia de forma inminente. La semana pasada, se dictaron penas de cadena perpetua contra tres conocidos periodistas, Ahmet Altan, Mehmet Altan y Nazlı Ilıcak, por presuntamente instigar el intento de golpe de Estado de julio de 2016, del que el gobierno culpa al influyente movimiento Gülen.

 

Los acusados ​​en este juicio trabajaron para medios de comunicación que, supuestamente, apoyaban el movimiento Gülen, y por eso se alega que han formado parte de su "ala mediática".

 

El 6 de febrero, el fiscal solicitó 15 años de prisión para 23 de los acusados(*) por "pertenencia a una organización terrorista". También pidió cárcel para Murat Aksoy, Gökçe Fırat Çulhaoğlu y Muhterem Tanık por "apoyar a una organización terrorista", la retirada de los procedimientos contra Hüseyin Aydin y una causa separada para dos acusados ​​que están prófugos, Said Sefa y Bülent Ceyhan.

 

El caso de la fiscalía se ha centrado en las actividades periodísticas, las opiniones políticas de los acusados y, sobre todo, en el hecho de que trabajaban para medios como Zaman, Meydan, Nokta , Bugün TV y Haberdar, a los que ha retratado como portavoces de Gülen.

 

Aunque el fiscal reconoció que Aksoy y Çulhaoğlu "no tienen ningún vínculo con la organización ilegal y su ideología", los acusó de "legitimar las acciones de la organización", de "presentarla como víctima" y de "desacreditar el sistema de justicia" al criticar las redadas policiales contra Zaman y otras entidades favorables a Gülen desde 2014.

 

Al mismo tiempo, el fiscal solicitó que se retirara el cargo de "tratar de derrocar el gobierno y el orden constitucional" contra 13 de estos periodistas, una acusación extremadamente grave que se añadió en marzo de 2017 únicamente para garantizar que permanecieran detenidos después de que un el tribunal ordenase su libertad condicional. Los tres jueces que ordenaron su liberación fueron suspendidos unos días después.

 

"Se vuelve a usar a los tribunales turcos para ejecutar un acto de venganza política", sostiene Johann Bihr, responsable del departamento de Europa del Este y Asia Central de Reporteros Sin Fronteras. "Exigimos nuevamente la liberación inmediata de todos los periodistas detenidos sin pruebas de participación directa e individual en actos violentos. Este juicio pone de relieve la urgente necesidad de reformar la ley antiterrorista de Turquía y de levantar el estado de emergencia, que se está utilizando para silenciar a los críticos".

 

Turquía ocupa el puesto 155, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2017 de Reporteros Sin Fronteras. La situación de los medios, que ya era preocupante, se ha vuelto crítica bajo el estado de emergencia proclamado después del intento de golpe de julio de 2016. Se han cerrado alrededor de 150 medios de comunicación, se están celebrando juicios en masa y el país tiene en la actualidad el récord mundial de periodistas profesionales encarcelados. Más, en el Informe Anual de la organización.

 

(*) Ali Akkuş, Abdullah Kılıç, Bayram Kaya, Bünyamin Köseli, Cemal Azmi Kalyoncu, Cihan Acar, Emre Soncan, Habip Güler, Halil Ibrahim Balta, Hanım Büşra Erdal, Hüseyin Aydın, Mustafa Erkan Acar, Seyid Kılıç, Ufuk Şanlı, Yakup Çetin, Cuma Uluş, Mutlu Çölgeçen, Ahmet Memiş, Davut Aydın, Muhammet Sait Kuloğlu, Oğuz Usluer, Atilla Taş y Yetkin Yıldız.