TURQUÍA | Se reanuda el juicio al diario Cumhuriyet: RSF pide la puesta en libertad de los periodistas

08.03.2018 18:05

 

Mientras las autoridades turcas se preparan para reanudar este viernes 9 de marzo el emblemático juicio al periódico Cumhuriyet en Estambul, Reporteros Sin Fronteras (RSF) vuelve a instarles a suspender todas las causas contra periodistas que están siendo procesados en Turquía ​​por motivos políticos.

 

El representante de RSF en Turquía, Erol Önderoğlu, y el director de RSF Alemania, Christian Mihr, estarán el viernes en los tribunales de Estambul para seguir el juicio, que se ha convertido en un símbolo de las violaciones de la libertad de prensa en Turquía, y para expresar su solidaridad con los 18 periodistas y gestores de Cumhuriyet encausados.

 

En el transcurso del juicio, la mayoría de los acusados ​​han sido puestos en  libertad condicional, pero tres de ellos siguen en prisión desde hace más de un año: el célebre reportero Ahmet Şık, apadrinado por periodistas españoles en el marco de la campaña de apoyo a encarcelados de RSF España; el director del diario, Mehmet Murat Sabuncu y el presidente de la junta directiva de la Fundación Cumhuriyet, Akin Atalay.

 

"Las sesiones anteriores han expuesto claramente la naturaleza completamente infundada de estos procedimientos espurios", denuncia Reporteros Sin Fronteras. "Reiteramos con la mayor firmeza nuestro llamamiento a la liberación inmediata de los periodistas que aún están detenidos y que se retiren los cargos contra todos los acusados ​​en este juicio".

 

Los periodistas y administradores de Cumhuriyet enjuiciados pueden ser sentenciados a penas de entre siete años y medio y 43 años de prisión por criticar a las autoridades turcas y supuestamente por defender lo que el gobierno considera tres organizaciones "terroristas": el movimiento dirigido por el predicador musulmán Fethullah Gülen, el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y un pequeño grupo de extrema izquierda conocido como el DHKP/C.

 

Las ideologías de estas tres organizaciones no pueden ser más dispares y el diario ha criticado constantemente a las tres. La acusación está plagada de errores de hecho y se basa sobre todo en artículos periodísticos malinterpretados, de contactos anodinos entre periodistas y sus fuentes o socios.

 

Turquía ocupa el puesto 155, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2017 de Reporteros Sin Fronteras. La situación de los medios, que ya era preocupante, se ha vuelto crítica bajo el estado de emergencia proclamado después de un intento de golpe de julio de 2016. Se han cerrado alrededor de 150 medios de comunicación, se están celebrando juicios masivos y el país ahora tiene el récord mundial de periodistas profesionales detenidos. Para saber más, el Informe Anual de la organización.

 

Leer también (en inglés, en la web de RSF Internacional):

Organizaciones internacionales defensoras de los derechos humanos y la libertad de expresión comparten su profunda preocupación en la etapa final del juicio de ‘Cumhuriyet’