TURQUÍA | La prensa independiente a juicio esta semana, continua el abuso de la prisión provisional

03.11.2017 16:45

 

[Actualización] Los periodistas İnan Kızılkaya y Kemal Sancılı, del diario del Özgür Gündem, han sido puestos en libertad tras la audiencia del 31 de octubre. Su juicio se reanudará el próximo 6 de marzo. Del diario Cumhuriyet, sin embargo, nadie ha sido puesto en libertad y el juicio ha sido pospuesto hasta el 25 de diciembre. La justicia turca también ha ordenado la ampliación de la prisión provisional de Nedim Türfent, cuyo juicio será reanudado el 17 de noviembre.

 


El sistema judicial turco, clara herramienta de castigo a los medios de comunicación críticos con el Gobierno, ha continuado esta semana en Estambul con el juicio a un total de 26 empleados de los periódicos de oposición Cumhuriyet y Özgür Gündem. Un paralelo, el reportero Nedim Türfent, también está siendo juzgado en la ciudad de Hakkari.


La lentitud de estos tres process judiciales sólo contribute a aumentar el tiempo de prison provisional que pasan los acusados privados de liberated. El editor del Cumhuriyet, Murat Sabuncu, ha cumplido ya 366 días en prisión.


Caso Cumhuriyet


El reportero de investigation del Cumhuriyet , Ahmet Şık (apadrinado por RSF-España), su president ejecutivo, Akın Atalay y Emre İper, también están entre los detenidos. En los últimas audiencias, ocho empleados del diario han sido puestos en libertad gradualmente.


Libres o encarcelados, los 17 acusados se enfrentan a una posible condena total de 43 años de cárcel si son hallados culpables de criticar a las autoridades y de apoyar a las consideradas tres organizaciones terroristas en Turquía: el Movimiento Gülen Movement, el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y el grupo de izquierdas DHKP/C.


La diversidad de ideologías de estos tres movimientos siempre han sido objeto de crítica en el diario Cumhuriyet, galardonado con el Premio Libertad de Prensa de Reporteros Sin Fronteras el año 2015. Las pruebas presentadas por la fiscalía se basan en artículos de prensa, entrevistas, comentarios y publicaciones de los empleados en sus redes sociales.


Caso Özgür Gündem


En otro proceso paralelo en Estambul, se juzga a nueve trabajadores del diario Özgür Gündem, un medio prokurdo cerrado por decreto en 2016. Entre los acusados se encuentra el conocido novelista Aslı Erdoğan, el lingüista Necmiye Alpay y el editor Zana Bilir Kaya. Los tres en libertad desde el 29 de diciembre de 2016.


El editor İnan Kızılkaya y el reportero Kemal Sancılı, seguían sin embargo en prisión provisional hasta octubre de 2017. Todos ellos se enfrentan a posibles cadenas perpetuas, acusados de “pertenencia a una organización terrorista” y “poner en riesgo la seguridad del Estado”.


Caso Nedim Türfent


Türfent fue detenido el 12 de mayo de 2016 por cargos de “pertenencia a una organización terrorista” y “propaganda terrorista”. Su agencia de noticias, DIHA, fue cerrada por las autoridades, que acusaron al medio de actuar como “servicio de prensa” del PKK.


En la primera audiencia de su juicio, en junio de 2017, más de un año después de su detención, 12 de los 13 testigos de la fiscalía se retractaron de sus declaraciones afirmando que habían sido obtenidas bajo tortura. Otro testigo afirmó no reconocer a Türfent en la segunda audiencia que tuvo lugar en agosto. Pero el juez ordenó mantenerle en prisión provisional.


“El recurso sistemático a la prisión provisional pone de manifiesto la explotación política del sistema judicial turco, que sirve para castigar y amenazar a los periodistas críticos”, afirma Johann Bihr, responsable de la oficina de Europa del Este y Asia Central de Reporteros Sin fronteras. “Turquía es un Estado miembro del Consejo de Europa y debe por ello poner fin urgentemente a esta forma arbitraria de detención”.


RSF en el Tribunal Europeo


La detención provisional está prevista para ser usada en casos excepcionales y peligros específicos, pero en Turquía se emplea como forma de abuso sistemático y herramienta de venganza política. En ausencia de recursos legales efectivos, varios abogados de un elevado número de periodistas detenidos han llevado sus casos ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.


El 26 de octubre, RSF, junto a 12 organizaciones internacionales de defensa de los derechos humanos, escribió a dicho tribunal una carta conjunta de apoyo a diez de esas peticiones: los administradores el Cumhuriyet, Murat Aksoy, Şahin Alpay, Ahmet y Mehmet Altan, Ali Bulaç, Nazlı Ilıcak, Ahmet Şık, Deniz Yücel y Atilla Taş.


Nils Muiznieks, Comisario del Consejo de Europa para Derechos Humanos, también presentó un escrito ante el tribunal de apoyo a estos casos a principios de octubre.


La difícil situación de los medios de comunicación en Turquía se ha vuelto crítica tras el estado e Emergencia proclamado tras el fallido intento de golpe de estado de julio de 2016. Al menos 150 medios de comunicación han sido cerrado, se han producido juicios y detenciones masivas y más de un centenar de periodistas están actualmente encarcelados en el país.


Turquía ocupa el puesto 155 de los 180 países que conforman la actual Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa elaborada anualmente por Reporteros Sin fronteras.


Consult más más información sobre Turquía en el Informe Anual elaborado por RSF-España