SIRIA | Dejan libre al periodista ciudadano Hossam Mahmoud tras seis meses de secuestro

14.06.2018 13:17

 

El grupo islamista radical Hay'at Tahrir al Sham puso en libertad al periodista ciudadano sirio Hossam Mahmoud la semana pasada, después de seis meses de secuestro, aunque aún retiene a su colega Amjad al Maleh. Reporteros Sin Fronteras (RSF) espera que sea liberado pronto.

 

Hay'at Tahrir al Sham (también conocido como HTS) dejó en libertad a Hossam Mahmoud como parte de una amnistía el 6 de junio, después de haberlo retenido durante seis meses. El grupo aún mantiene reteniendo a Amjad al Maleh, secuestrado al mismo tiempo que Mahmoud, el 10 de diciembre de 2017, mientras informaban cerca de la ciudad norteña de Idlib.

 

El HTS ha puesto en libertad otros periodistas ciudadanos en los últimos meses. El 24 de mayo, liberó a Ahmed al Akhras, que había sido arrestado el 28 de abril. También dejó libre a Ali Al Dalati el 28 de febrero, después dos meses en cautividad.

 

Poco antes del la liberación de Mahmoud, Reporteros Sin Fronteras se puso en contacto con las autoridades locales de la región de Idlib, donde opera el HTS. Dijeron que no tenían a ninguno de estos dos periodistas ciudadanos, insistieron en que los habían detenido e incluso afirmaron que estaban listos para protegerlos. Claramente preocupados por su imagen internacional, las autoridades publicaron en internet el 29 de abril un formulario de registro que pueden utilizar los periodistas extranjeros interesados ​​en cubrir la región.

 

"Pedimos la liberación inmediata de Amjad al Maleh tras la liberación de otros ciudadanos periodistas en los últimos meses", pide Reporteros Sin Fronteras. "Las condiciones en que se encuentran estos rehenes y el maltrato al que están sometidos algunos constituyen actos de tortura punibles bajo el derecho internacional".

 

Fuentes consultadas por RSF han explicado que los periodistas ciudadanos detenidos por el HTS son sometidos a veces a interrogatorios muy violentos y que les golpean con el objetivo de hacer que renuncien a ser reporteros. El HTS suele acusar a quienes no son sus partidarios de hacer "tareas de prensa sin permiso" o de colaborar con el "Occidente impío" si los medios occidentales han usado sus fotos.

 

A pesar de las divisiones internas, El HTS quiere ganar la batalla por la opinión pública local y controlar la iformación de los medios.

 

Como cualquier civil, los periodistas se ven expuestos a la posibilidad de ser secuestrados o asesinados por cualquiera de los grupos armados presentes en Siria. Las fuerzas sirias y turcas que recientemente tomaron el control de la región de Afrin han detenido e intimidado a varios reporteros y fotógrafos.

 

Desde principios de año, el ejército regular sirio y sus aliados han asesinado a siete periodistas y trabajadores de medios. en el puesto 177, entre 180 países, en la Clasificación Mundial 2018 de la libertad de prensa publicada por RSF, Siria siguió siendo el país más peligroso del mundo para los periodistas durante 2017. Ver también el Informe Anual de la organización.