RUSIA | RSF respalda la lucha por la independencia editorial de la edición rusa de Forbes

01.08.2018 13:20

 

Reporteros Sin Fronteras (RSF) expresa su apoyo a la plantilla de Forbes Russia, que lucha por preservar su independencia editorial después de que uno de los artículos de la revista fue censurado. Es la prueba más reciente del creciente control sobre los medios de comunicación independientes en Rusia.

 

Los periodistas de la revista mensual con sede en Moscú descubrieron la censura cuando el último número salió de las imprentas el 25 de julio y vieron que faltaba un artículo de 12 páginas. Los propietarios de Forbes Russia se habían mostrad contrarios a que se publicara, pero el director había insistido y el artículo fue maquetado e incluido en la versión enviada a la imprenta.

 

La historia que falta, que aún se puede leer en la versión digital, narra el ascenso y caída del influyente multimillonario Ziyavudin Magomedov y de su hermano, cuya detención en marzo conmocionó los círculos políticos y empresariales de Rusia.

 

Consternados por este acto de censura, los trabajadores no hicieron esperar su reacción. Aduciendo que contravenía la ley de prensa rusa, remitieron el caso a la fiscalía el 26 de julio. Unas horas más tarde, el director de la revista, Nikolai Mazurin, fue despedido y sus periodistas se vieron privados de acceso la versión digital.

 

El 30 de julio, el personal solicitó ayuda a Forbes Media, la empresa estadounidense que otorga las licencias para las ediciones extranjeras a editores de todo el mundo y que, en teoría, aún mantiene cierto grado de supervisión.

 

La crisis ha confirmado los temores originales sobre una ley de 2014 que limita drásticamente la inversión extranjera en los medios y, por lo tanto, facilita las adquisiciones de los principales medios independientes. Propiedad del grupo de medios alemán Axel Springer, Forbes Russia, cuyo contenido no era del agrado del Kremlin, siempre fue visto como uno de los principales objetivos de la ley.

 

A finales de 2015, Axel Springer se vio obligado a ceder la licencia de Forbes Russia a ACMG , un grupo ruso de publicidad y revistas propiedad de Alexander Fedotov , quien inmediatamente anunció que pensaba que Forbes Rusia estaba "demasiado politizada".

 

La revista comenzó a publicar más y más publirreportajes y, en la primavera de 2017, Fedotov trató de cambiar la línea editorial, que se basa en la de Forbes Estados Unidos, con el fin de poder ejercer una mayor influencia sobre las decisiones editoriales. El entonces director,  Nikolai Uskov , se opuso y fue despedido en junio de 2018.

 

"Apoyamos plenamente a los trabajadores de Forbes Russia, que lucha para salvar su independencia editorial", señala Johann Bihr, jefe del departamento de Europa del Este y Asia Central de Reporteros Sin Fronteras. "Esta censura solo puede considerarse como una violación flagrante de la ley de medios y como un caso de obstrucción de la actividad profesional de los periodistas. Llamamos a Forbes Media a detener la intromisión de Alexander Fedotov en las políticas editoriales de la revista o, de lo contrario, el prestigio internacional de esta marca puede verse gravemente afectado".

 

ACMG afirma que la historia sobre los hermanos Magomedov fue retirada para evitar cualquier riesgo legal. Pero fue precisamente por la insistencia de ACMG por lo que los abogados de Forbes Rusia habían recopilado una serie de comentarios sobre el artículo, que había sido modificado para tenerlos en cuenta antes de ser aprobado por el director y enviado a la imprenta.

 

Por su parte, la empresa de los hermanos Magomedov ha hecho saber que no tenía intención de demandar a la revista.

 

Basándose en la reputación de la revista estadounidense fundada en 1917 y ahora propiedad conjunta de una compañía de Hong Kong y la familia Forbes, el grupo Forbes Media tiene, en principio, el derecho de veto sobre decisiones clave tomadas por sus 15 franquicias internacionales, entre ellas el nombramiento de directores.

 

Rusia ocupa el puesto 148, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2018 de Reporteros Sin Fronteras. Más sobre el país, en el Informe Anual de la organización.