PALESTINA | Acoso y detenciones: las rivalidades entre Hamás y Al Fatah atrapan a los periodistas palestinos

30.01.2019 12:33
 
 
Reporteros Sin Fronteras (RSF) pide a la organización Hamás en Gaza y a la Autoridad Palestina dirigida por Al Fatah en Cisjordania que no conviertan a los periodistas en las víctimas colaterales de su rivalidad. La organización hace este llamamiento ante la ola de de arrestos e intimidaciones contra periodistas que dura un mes en los territorios palestinos.
 

 
Al menos seis periodistas han sido arrestados desde finales de diciembre en la Franja Occidental, gobernada por Mahmoud Abbas, líder de Al Fatah y presidente de la Autoridad Palestina. Uno de ellos, el periodista de la agencia de prensa Quds Press Youssef Fiqqi, sigue detenido desde el 16 de enero. Los otros cinco son: Zaid Abu Ara, periodista de la agencia Quds Press, detenido del 31 de diciembre al 17 de enero; Moatasem Saqf al Hit, corresponsal de la red Quds al Akhbariya (QudsN), detenido del 30 de diciembre al 6 de enero; Hazem Nassar de Najah TV, detenido del 12 al 14 de enero; Mahmoud Harish, fotógrafo independiente, detenido del 7 al 28 de enero, y Omari Istita de Najah TV, detenida el 22 de enero y puesta en libertad el mismo día.
 
 
En la Franja de Gaza controlada por Hamás, los periodistas son hostigados con el fin de silenciarlos. Hoda Baroud, corresponsal del diario digital Hadaf, fue convocado el 5 de enero por funcionarios de seguridad que querían interrogarlo por una información sobre incesto. Maysoon Kohli, columnista del diario digital Donia al Watan y suele escribir sobre la mala gestión, informó de que habían citado a su hermano para interrogarlo con el objetivo de intimidarlo.
 
 
La fotógrafa y videorreportera Hajar Harb, que lleva investigando siete meses sobre la presunta corrupción en la asignación de fondos para la reconstrucción de viviendas destruidas, está siendo presionada indirectamente para intentar que abandone sus pesquisas. Ella ya fue procesada por sus reportajes de investigación anteriores sobre la corrupción en el sistema de salud.
 
 
A medida que la hostilidad entre Hamás y la Autoridad Palestina dirigida por Al Fatah se ha ido incrementando en los últimos tiempos, los periodistas han sido hostigados o amenazados de manera creciente. Se les acusa de, presuntamente, socavar al partido gobernante al resaltar sus fallos, o por la afiliación, real o sospechada, de los medios para los que trabajan.
 
 
"Los periodistas no deben actuar como la herramienta de propaganda de este o aquel partido y tampoco deben ser las víctimas colaterales de las rivalidades políticas entre los líderes palestinos", denuncia Sophie Anmuth, jefa de la oficina de Reporteros Sin Fronteras en Oriente Medio. “Deben tener la libertad de investigar y cubrir todas los acontecimientos desde cualquier ángulo que elijan. Por esto pedimos la liberación inmediata de los periodistas detenidos y el fin del hostigamiento".
 
 
Además de ser las frecuentes víctimas de disputas entre los líderes palestinos, los periodistas palestinos también están expuestos a la violencia y los abusos de los soldados israelíes, tanto en la Franja de Gaza como en Cisjordania.
 
 
Los territorios palestinos ocupan el puesto 135, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2018 de Reporteros Sin Fronteras. Ver también el Informe Anual de la organización.