PAKISTÁN | Un político local asesina al periodista Zeeshan Ashraf Butt

29.03.2018 22:03

 

 

El jefe del consejo municipal de la ciudad de Begowala, Imran Cheema, disparó al reportero del periódico Nawa-i-Waqt, Zeeshan Ashraf Butt, cuando intentó entrevistarlo en las afueras de dicho consejo el 27 de marzo. Murió en el acto.

 

El periodista había dirigido el club de prensa de la localidad de Sambrial, y se había desplazado a Begowala a cubrir una nuevo impuesto a los vendedores locales, según ha contado su padre. Otro hermano explica que Cheema se enfadó mucho por las preguntas y le disparó antes de darse a la fuga. La policía ha abierto una investigación.


 

“Pedimos a la fiscalía de Punjab que supervise de cerca la investigación y garantice su completa independencia para que se aclare esta tragedia”, afirma Daniel Bastard, responsable de la oficina de Asia-Pacífico de Reporteros Sin Fronteras.



“También pedimos dependencias especiales y jueces específicamente asignados para la protección de los periodistas y la lucha contra la impunidad. En particular pedimos la creación de fiscales especiales a nivel regional y federal. La seguridad de los periodistas debe estar en el centro de la próxima campaña para las elecciones generales que tendrá lugar en unos pocos meses”.


 

En Pakistán los periodistas son blanco con frecuencia de ataques violentos, secuestros o intimidaciones por los servicios de Inteligencia y los militares. Pakistán es uno de los lugares más peligrosos del mundo para ejercer el periodismo.


Como resultado de esta violencia, los pocos críticos con el sistema político pakistaní se ven forzados a dejar el país. Entre ellos, Taha Siddiqui, que escapó a un intento de secuestro el pasado mes de enero.




Pakistán ocupa el puesto 139 de los 180 países que conforman la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa elaborada anualmente por Reporteros Sin Fronteras.


Consulta más información sobre Pakistán en el Informe Anual elaborado por RSF-España.