NICARAGUA | Deportan al periodista independiente Carl David Goette-Luciak

04.10.2018 13:24

 

En un comunicado conjunto, Reporteros Sin Fronteras (RSF), ARTICLE 19, Front Line Defenders y Freedom of the Press Foundation denuncian las presiones que ha sufrido el periodista austríaco-estadounidense Carl David Goette-Luciak en Nicaragua. Tras haber padecido una campaña de acoso y amenazas, el reportero fue expulsado del país el 1 de octubre de 2018.


Carl David Goette-Luciak, periodista independiente de nacionalidad austríaco-estadounidense vivía desde hacía tres años en Nicaragua, donde trabajaba como corresponsal de diversos medios de comunicación internacionales, entre ellos el diario británico The Guardian. Por su trabajo, que le llevó a cubrir la grave crisis política que sacude al país desde abril de 2018, ha recibido amenazas y ha sido blanco de una violenta campaña de intimidación en Internet, ampliamente difundida por los partidarios del Presidente Daniel Ortega. El mandatario había acusado al periodista de trabajar para la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, de ofrecer apoyo material a grupos armados del país y de apoyar directamente a la oposición.

 

La dirección del periodista fue dada a conocer en las redes sociales, donde se incitó a asesinarlo. Amenazado de muerte, el reportero se vio obligado a esconderse y finalmente fue detenido por la policía nicaragüense. El 1 de octubre de 2018, fue expulsado del país. Actualmente se encuentra a salvo en Estados Unidos.

 

“La magnitud y la violencia de la campaña de intimidación que padeció el periodista Carl David Goette-Luciak, así como la arbitraria deportación que sufrió, son tan inaceptables como preocupantes", afirma Emmanuel Colombié, director del Despacho América Latina de RSF. “Los métodos empleados por el presidente y sus partidarios para censurar a los medios de comunicación independientes ponen en peligro la libertad de prensa en el país”, añadió.

 

La tendencia autoritaria del gobierno de Daniel Ortega hace que el trabajo de la prensa independiente e internacional se vuelva más difícil y peligroso. Los periodistas que cubren la crisis política y las manifestaciones a menudo reciben amenazas, son perseguidos, detenidos de forma arbitraria o son blanco de campañas de intimidación en las redes sociales.

 

Puede leer aquí el comunicado conjunto de las organizaciones Article 19, Frontline Defenders, Freedom of the Press Foundation y RSF.