MÉXICO | El periodista mexicano Martín Méndez Pineda lleva dos meses retenido en la frontera de Estados Unidos

05.04.2017 13:10

 

Reporteros Sin Fronteras (RSF) pide a las autoridades estadounidenses que autoricen la entrada al territorio del país al periodista mexicano Martín Méndez Pineda, amenazado de muerte en el estado de Guerrero y que, desde el 5 de febrero de 2017, espera una respuesta a su solicitud de asilo político.

 

La situación de Martín Méndez Pineda, periodista del diario mexicano Novedades Acapulco (del estado mexicano de Guerrero) que desde hace 60 días se encuentra en un centro de detención de El Paso, Texas (EEUU), retenido por el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), ha generado gran preocupación en RSF.

 

Martín Méndez Pineda atravesó la frontera el 5 de febrero de 2017 para huir de las amenazas de muerte que recibió en el estado de Guerrero y pedir asilo político en Estados Unidos. El 1 de marzo de 2017, logró pasar la credible fear interview, la prueba realizada por las autoridades estadounidenses para comprobar que la amenaza que enfrenta en México es real.

 

Según el ICE, al pasar esta prueba el periodista tiene derecho a pedir que lo pongan en libertad condicional y entrar oficialmente al territorio estadounidense. Sin embargo, Méndez aún no ha recibido una respuesta positiva a su solicitud y sigue encerrado en el centro de detención en “condiciones deplorables”, según el abogado Carlos Spector, su único contacto con el exterior, quien lo acompaña en sus gestiones y con quien el equipo de asistencia de RSF se mantiene en contacto.

 

Un informe del Borderland Immigration Counci (BIC) titulado “Discreción para Negar", publicado en febrero de 2017, señala los abusos de los agentes estadounidenses en la frontera, que actúan “de manera discrecional y opaca” empleando técnicas de intimidación y acoso con las que se busca desanimar y desestabilizar a los solicitantes de asilo que buscan refugio en Estados Unidos.

 

“Reporteros Sin Fronteras pide al ICE que ponga en libertad cuanto antes a Martín Méndez Pineda”, señala Emmanuel Colombié, director de la Oficina de América Latina de Reporteros Sin Fronteras. “El periodista, perseguido y amenazado de muerte en su país, debe poder presentar libre y dignamente su solicitud de asilo político ante un juez de inmigración”, añade.

 

El 22 de febrero de 2016, mientras cubría para Novedades Acapulco las violentas detenciones efectuadas por agentes de la policía federal en un accidente automovilístico, Martín Méndez Pineda fue insultado y agredido por los mismos agentes. Semanas después fue amenazado de muerte frente a su domicilio por individuos armados.

 

Temiendo por su seguridad, el periodista decidió renunciar al periódico Novedades Acapulco y presentó una queja ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH). Como las intimidaciones continuaron –constantes amenazas de muerte a través de llamadas anónimas a su domicilio–, a principios de 2017 decidió huir a Estados Unidos, sin saber cuándo podría regresar a México.

 

El ambiente de trabajo de los periodistas del estado de Guerrero es muy peligroso. De 2003 a 2017 RSF registró en esta región once asesinatos de periodistas y una desaparición. El caso más reciente fue el asesinato de Cecilio Pineda Birto, ocurrido en marzo de 2017.

 

México ocupa el lugar 149, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2016 de Reporteros Sin Fronteras. Es el país más mortífero para los medios de comunicación en América Latina. En 2016, once periodistas pagaron con su vida su trabajo informativo, todo un récord. Tan solo en el mes de marzo de 2017, RSF registró dos intentos de asesinato y tres homicidios de periodistas: Miroslava Breach, Ricardo Monlui Cabrera y Cecilio Pineda Birto, perdieron la vida.

 

En un informe titulado: “Veracruz: los periodistas frente al Estado de miedo”, publicado en febrero de 2017, RSF muestra las dificultades que afrontan quienes ejercen el periodismo en México y hace una serie de recomendaciones a las autoridades federales y locales para acabar con esta espiral de violencia.

 

Más sobre la situación de la libertad de información en México, en el Informe Anual de la organización.