MÉXICO | Asesinan al periodista Mario Leonel Gómez Sánchez, el décimo en lo que va de año

26.09.2018 13:32

 

El periodista Mario Leonel Gómez Sánchez fue asesinado el 21 de septiembre de 2018 en el estado mexicano de Chiapas. La víspera, el gobierno de México había anunciado que reduciría drásticamente los recursos financieros que asigna al Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas. Reporteros Sin Fronteras (RSF) expresa su gran preocupación por esta decisión e insta a las autoridades a fortalecer urgentemente la protección a los periodistas.

 

El viernes 21 de septiembre, el periodista Mario Leonel Gómez Sánchez fue asesinado cuando salía de su casa, en el municipio de Yajalón, estado de Chiapas (sur de México). Individuos que circulaban en motocicleta le dispararon en plena calle. El reportero, de 40 años de edad, era corresponsal del diario El Heraldo de la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, y cubría información diversa, entre ella temas de política y actos violentos, que se han incrementado en la región.

 

Desde 2010 recibía amenazas de muerte y mensajes anónimos en los que le pedían que dejara de publicar información sobre actos de corrupción de funcionarios. En tres ocasiones denunció estas amenazas ante las autoridades de Chiapas y solicitó medidas de protección. Según el Procurador de Justicia del Estado de Chiapas, contactado por RSF, en septiembre de 2017 le asignaron dos escoltas policiales, que le fueron retiradas en diciembre de 2017 porque el reportero así lo solicitó. La versión de los familiares del periodista es distinta: aseguran que las medidas de protección le fueron otorgadas en 2016, por un breve periodo, y que se las retiraron sin explicar la razón.

 

Diez periodistas asesinados en México en lo que va de año

 

Con el caso de Mario Leonel Gómez Sánchez asciende a diez el número de periodistas asesinados en México desde comienzos de 2018; en siete de estos casos se ha confirmado que el crimen estaba directamente relacionado con su profesión de periodista. Reporteros Sin Fronteras está investigando los casos más recientes.

 

Un día antes del asesinato del reportero, el 20 de septiembre, los miembros del Consejo Consultivo del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas –creado en 2012 y que depende de la Secretaría de Gobernación (Segob)– confirmaron que se reduciría de nuevo el presupuesto que asigna el gobierno a este dispositivo federal.

 

“Este nuevo asesinato ilustra la falta de voluntad de las autoridades para poner fin a la espiral de violencia que padecen los periodistas mexicanos desde hace años, así como la necesidad de mantener, e incluso reforzar, el Mecanismo de Protección”, señala Christophe Deloire, Secretario General de Reporteros Sin Fronteras. “En 2017, tras el asesinato del periodista Javier Valdez, las autoridades se comprometieron a incrementar la protección de los periodistas. El gobierno debe cumplir sus compromisos, o de lo contrario se convertirá en cómplice de las próximas agresiones contra la prensa”.

 

Actualmente, el Mecanismo ofrece más de 3.500 medidas de protección a periodistas y defensores de los derechos humanos que están en peligro. Entre ellas se cuentan escoltas policiales, cámaras de vigilancia, refugio o dispositivos como botones de pánico. Con la reducción de presupuesto podrían suspenderse algunas medidas de protección y el Mecanismo no podría tratar nuevas solicitudes y garantizar medidas en los próximos meses.

 

De los 126 millones de pesos solicitados por el Consejo Consultivo para garantizar –hasta finales de año– que el mecanismo pueda ofrecer las medidas de protección otorgadas a sus 727 beneficiarios (302 de ellos periodistas), la Segob sólo ha autorizado por el momento 76 millones; lo que confirma la falta de voluntad del gobierno del presidente saliente, Enrique Peña Nieto, de fortalecer de forma duradera la protección de periodistas en el país.

 

El Congreso aprobará el presupuesto del Mecanismo para 2019 en diciembre próximo, días después de la investidura del nuevo presidente, Andrés Manuel López Obrador, quien tendrá la gran responsabilidad de establecer una política integral y eficaz de protección de periodistas y prevención de riesgos, como recordó RSF durante la campaña electoral.

 

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), así como numerosas organizaciones locales e internacionales defensoras de la libertad de prensa, también han expresado su preocupación por el futuro del  Mecanismo.

 

México ocupa el puesto 147, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2018 de Reporteros Sin Fronteras. Ver también el Informe Anual de la organización.