KAZAJISTÁN | Se intensifica el acoso a los medios y encierran a una bloguera en un psiquiátrico

05.04.2018 13:45

 

Reporteros Sin Fronteras (RSF) pide que se ponga fin al hostigamiento a los medios y periodistas en Kazajstán, donde, en los últimos días, las autoridades han registrado dos medios independientes, han bloqueado un diario digital, han detenido brevemente a cuatro periodistas y han encerrado a una bloguera en un psiquiátrico.

 

Esta última ofensiva se ha producido en medio en un clima de creciente tensión entre la élite kazaja por la sucesión del que ha sido el "líder de la nación" durante las últimas tres décadas, Nursultan Nazarbayev, de 77 años. La rivalidad entre diversas facciones de la clase dirigente y la paranoia del gobierno siguen teniendo repercusiones para los medios kazajos. Los de la oposición llevan mucho tiempo sufriendo purgas.

 

Durante las redadas en Almaty, la capital comercial de Kazajistán, el 2 de abril, fueron confiscados la mayoría de los equipos de las oficinas de la revista Forbes Kazakhstan y del diario digital Ratel.kz. Esta última publicación fue bloqueada y cuatro de sus periodistas, que fueron brevemente detenidos, se exponen a una posible condena de cinco años de prisión por su cobertura de un presunto caso corrupción que implica a un ex ministro.

 

La bloguera Ardak Ashim, fue confinada por la fuerza en una clínica psiquiátrica en la ciudad sureña de Shymkent el 31 de marzo en relación con los populares artículos de su blog criticando a las autoridades.

 

"La persecución de Forbes Kazakhstan, Ratel.kz y Ardak Ashim envía un mensaje escalofriante a todos los periodistas kazajos", señala Johann Bihr, responsable del departamento para Europa del Este y Asia Central de Reportaros Sin Fronteras. "Reprimir a los medios no resolverá la incertidumbre a la que se enfrenta el país. Ya es hora de que las autoridades kazajas dejen de acosar a periodistas y blogueros".

 

Interpelaciones y persecuciones en serie

 

En las redadas de Forbes Kazakhstan y Ratel.kz se requisaron muchos ordenadores, teléfonos y archivos. El director adjunto de Forbes Kazakhstan, Alexander Vorotilov, fue detenido, al igual que el director de Ratel.kz, Marat Asipov, su adjunto, Sapa Mekebayev, y una de sus periodistas, Anna Kalashnikova.

 

Todos fueron puestos en libertad esa misma noche después del interrogatorio. Las casas de estos periodistas también fueron allanadas y registradas, y lo mismo ocurrió con el apartamento del fundador Ratel.kz, Gennady Benditsky, que murió en diciembre.

 

Las autoridades confirmaron el martes que ambos medios de comunicación fueron objeto de una denuncia por "difundir noticias falsas", una acusación que conlleva una posible sentencia de cárcel de cinco años. La presentó Zeinulla Kakimzhanov, un ex ministro de Finanzas en el centro de una serie de artículos sobre el papel que representó presuntamente en varios casos de corrupción.

 

Kakimzhanov ha demandado repetidamente a los medios en los últimos años. A Forbes Kazakhstan y Ratel.kz ya se les impuso una multa récord por daños y perjuicios -50 millones de tenge (128.000 euros) en abril de 2017-, y se les obligó a eliminar los artículos sobre él. El juicio se celebró a puerta cerrada y se prohibió a los acusados cubrirlo e incluso comentarlo en las redes sociales. Aunque los periodistas insistieron en que sus historias se basaban en registros públicos oficiales, la sentencia se confirmó en la apelación.

 

Como revista de economía, Forbes Kazakhstan no se considera particularmente crítica con las autoridades. Ratel.kz, que ha sido bloqueado reiteradamente en Kazajstán, es uno de los sitios más populares del país.

 

El último bloqueo comenzó el 30 de marzo como respuesta a una denuncia contra el director por parte de un fiscal local. No se convocó a nadie de Ratel.kz para asistir a la audiencia en la que se ordenó el bloqueo. Ratel.kz continuó publicando historias en su página de Facebook hasta que ésta fue bloqueada el 4 de abril.

 

En un hospital psiquiátrico

 

El trato a la bloguera y economista Ardak Ashim recuerda los peores métodos represivos de la era soviética. Respondió a una citación para presentarse a la policía de Shymkent el 31 de marzo y, al llegar, un inspector de policía le notificó una orden judicial que la confinaba a una clínica psiquiátrica, adonde la llevaron directamente desde el puesto de policía.

 

Las autoridades detuvieron brevemente a Ashim y registraron su casa a mediados de marzo como parte de una investigación sobre una supuesta "incitación al odio". Un juez local dijo que estaba siendo investigada por los "artículos negativos sobre las autoridades" que había publicado en Facebook.

 

Los blogs de Ashim sobre las violaciones de los derechos humanos y el Estado de derecho han sido populares durante mucho tiempo en el sur del país. Ella atrajo la atención a nivel nacional en febrero al protestar contra una propuesta del gobierno de gravar con un impuesto a los trabajadores autónomos.

 

Los principales medios nacionales de oposición cerraron en 2012 en Kazajstán, país que ocupa el puesto 157, entre 180 naciones, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa elaborada por RSF. Más, en el Informe Anual de la organización.