KAZAJISTÁN | Las enmiendas a la ley de prensa dañan seriamente al periodismo

29.12.2017 18:14

 

Reporteros Sin Fronteras condena las enmiendas a la ley de prensa firmadas ayer, 28 de diciembre, por el Presidente Nursultan Nazarbayev. Una de las disposiciones más controvertidas contiene la posibilidad de pedir a los periodistas que obtengan permisos de las personas nombradas en sus artículos antes de publicar información que contenga temas de “confidencialiad personal y familiar”.


La legislación del país ya protege el derecho a la privacidad y a la confidencialidad médica, entre otros, por lo que esta nueva forma de confidencialidad, que se formula de una forma ambigua, abre el camino a muchas interpretaciones. Los periodistas de investigación temen que pueda obstruir su trabajo, especialmente sobre temas de corrupción. La preocupación se extiende también a la prohibición de publicar “informaciones que violan los intereses legales”, otro concepto sin definir. 


Las enmiendas contienen también disposiciones sobre el acceso a la información del Estado, doblando ahora el tiempo que tienen los oficiales estatales para responder a las preguntas que les formulen los periodistas. De este modo puede ocurrir que las respuestas, cuando lleguen, hayan perdido toda utilidad. Además, los oficiales estatales tendrán ahora el derecho de clasificar ciertas respuestas.


Los usuarios de Internet también tendrán que identificarse antes de publicar un comentario en las redes sociales, y su información podrá estar almacenada durante tres meses. Esto sugiere que puede haber un incremento del número de personas encarceladas por sus comentarios online, cifra que ya ha crecido en los últimos años.


El paquete de enmiendas, sin embargo, contiene algunos aspectos positivos, como la limitación de controlar el derecho a restringir las imágenes propias en eventos públicos. También establece un nuevo procedimiento para resolver disputas relacionadas con la prensa fuera de los tribunales, y las autoridades no podrán seguir imponiendo sanciones tan drásticas como confiscar periódicos o cerrar medios de comunicación por infracciones menores. Aunque debe recordarse que los medios de comunicación independientes más destacados ya han sido obligados al cierre por ese tipo de causas menores.


Desde diciembre de 2012 no existen casi medios independientes en Kazajistán con el cierre simultáneo de todos los medios de oposición. Una situación agravada por la colaboración del sistema judicial del país en la detención de periodistas y blogueros.

 

Consutla más información (en inglés)


Kazajistán ocupa el puesto 157 de los 180 países que conforman la actual Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa elaborada anualmente por Reporteros Sin Fronteras.