ITALIA | RSF pide protección total e inmediata para la periodista de investigación Marilù Mastrogiovanni

15.03.2019 12:29

 

Reporteros Sin Fronteras (RSF) pide a las autoridades de Bari, la capital de la región de Puglia en el sureste de Italia, que confirmen rápidamente la decisión del prefecto de la provincia de Lecce de otorgar a la periodista de investigación Marilù Mastrogiovanni la protección policial completa.

 

Marilú Mastrogiovanni es fundadora y editora de Il Tacco d'Italia, un diario digital creado en el 2003. Está especializada en la familia mafiosa regional, la Sacra Corona Unita, conocida como la “cuarta mafia” de Italia.

 

Hasta ahora Mastrogiovanni ha recibido solo una forma parcial de protección policial. Una medida claramente inadecuada a la luz de la última intimidación que recibió después haber publicado un informe en el que se habla de la supuesta participación del crimen organizado en la gestión de residuos en Puglia.

 

La periodista recibió cerca 4.000 correos electrónicos con amenazas de muerte. Por eso, la prefecta de Lecce, Maria Teresa Cucinotta, decidió que necesitaría protección policial total cada vez que visitase la parte sur de Puglia, Salento, lugar de origen de Mastrogiovanni y donde vivió hasta que ella y su familia se vieron obligados a marcharse, hace un año. Una investigación policial confirmó también el papel de la Sacra Corona Unita en esta campaña de intimidación.

 

La medida propuesta por Cucinotta, necesita el respaldo de una instancia superior para ser aplicada, pero la confirmación se está retrasando.

 

"Si no se toman medidas, esta periodista continuará expuesta a graves amenazas de muerte",  avisa Pauline Adès-Mével, responsable de la oficina de RSF para la Unión Europea. “Pedimos a las autoridades locales que hagan todo lo posible para protegerla teniendo en cuenta las numerosas amenazas recibidas el verano pasado. Celebramos la decisión de la prefecta de otorgarle esta protección, pero para que sea efectiva hace falta el apoyo del comité provincial para el orden público y la seguridad de las ciudades de Bari y Lecce".

 

Los reporteros de investigación en Italia (que ocupa el puesto 46 en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa de RSF 2018) suelen ser atacados por las redes mafiosas del país. Paolo Borrometi, un experto en la mafia siciliana, escapó de un intento de asesinato en Sicilia en mayo pasado. Alrededor de diez periodistas italianos están recibiendo protección policial las 24 horas del día.