ITALIA | La mafia siciliana planeaba asesinar al periodista de investigación Paolo Borrometi

01.05.2018 00:22

 

Reporteros Sin Fronteras (RSF) felicita a la policía italiana, que ha frustrado un complot de la mafia para asesinar al periodista Paolo Borrometi y "detener su denuncia". Especializado en la cobertura de la mafia, Borrometi, lleva años con protección policial porque es víctima de amenazas frecuentes.

 

Mediante escuchas telefónicas, la policía supo que un clan de la mafia de Sicilia estaba urdiendo un detallado plan para matar con explosivos tanto a Borrometi como a su guardaespaldas. El ataque iba a perpetrarse en el transcurso de un viaje a Sicilia previsto para mayo para una serie de apariciones públicas. La planificación incluía alquilar una casa y reclutar cómplices.

 

"Tenemos que conseguirlo ", dijo el jefe de este clan a su hijo en una llamada telefónica grabada por la policía. "¿Sabes por qué a veces hay que asesinar a un hombre? Para calmar a un poco a los demás".

 

"Nos gustaría expresar nuestra solidaridad con Paolo Borrometi en un momento en el que se ha visto nuevamente expuesto a una amenaza grave, simplemente porque estuvo haciendo su trabajo como periodista ", señala Pauline Adès-Mével, directora del departamento para la UE y los Balcanes de RSF.

 

"Celebramos el trabajo de la policía, que frustró el planeado atentado con bomba planeado y, por lo tanto, impidió que fuera asesinado un tercer periodista en la Unión Europea en un plazo de seis meses. Pero es importante recordar que Italia es uno de los países europeos más peligrosos para los medios de comunicación, y que actualmente diez periodistas están bajo una protección cercana y constante de la policía".

 

Borrometi dejó su Sicilia natal por motivos de seguridad en 2015, después de una larga serie de ataques e intentos de intimidación. Ahora vive en Roma, donde varios policías lo escoltan permanentemente. Después de dos asesinatos de periodistas de la UE en los últimos seis meses, en Malta y Eslovaquia, se ha evitado un tercero gracias a la vigilancia policial.

 

Italia ocupa el puesto 46, entre 180 países, en la Clasificación Mundial 2018 de la Libertad de Prensa de Reporteros Sin Fronteras. Más sobre el país, en el  Informe Anual  de la organización.