IRÁN | Un año de cárcel para un periodista de Telegram y 74 latigazos para otro

28.12.2018 21:36

 

Reporteros Sin Fronteras (RSF) condena los últimos casos de persecución de periodistas en Irán, que esta vez afectan a dos directores de canales de noticias en el servicio de mensajería Telegram en la provincia de Azerbaiyán Occidental, al noroeste del país.

 

En Urmia, la capital de la provincia, Salehaldin Ranjbar, fue detenido el 23 de diciembre para que comenzara a cumplir la condena de un año de prisión que le fue impuesta en agosto y que se confirmó en la apelación. Ranjbar, que dirige el canal de Telegram Oromieh Dang (Voz de Urmia) fue detenido hace un año, pero quedó en libertad bajo una fianza de 200 millones de tomas (18 000 euros) después de dos semanas. Fue declarado culpable de "incitar a la revuelta" por cubrir las protestas contra un estudiante de 13 años de edad que fue acosado sexualmente.

 

Mohamed Hossein Sodagar, director del canal Sozbasnews, recibió 74 latigazos en la ciudad de Khoy el 24 de diciembre. La sentencia le había sido impuesta en 2017 por presuntamente difamar a un miembro del consejo municipal durante la campaña electoral de 2017, cuando Sozbasnews publicó una historia que probaba que las afirmaciones del concejal de que se había doctorado con matrícula de honor eran falsas. Después de que el concejal presentara una demanda por difamación, Sodagar fue convocado a una audiencia en mayo de 2017, pero la audiencia se aplazó porque el demandante no se presentó. El periodista se enteró dos meses después de que el tribunal lo había sentenciado a 74 latigazos en su ausencia. Lo detuvieron el 24 de diciembre y la sentencia se cumplió ese mismo día.

 

Considerado como un castigo cruel e inhumano, la legislación internacional prohíbe la flagelación, especialmente la Convención contra la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, que Irán aún no ha ratificado.