IRÁN | Intentos de censurar la cobertura de las protestas en medios en persa fuera del país

05.01.2018 19:17

 

Reporteros Sin Fronteras (RSF) condena los intentos del gobierno iraní de silenciar en los medios de comunicación persa con base fuera del país la cobertura de la actual ola de protestas. Dichos medios son una importante fuente de noticias e información alternativas para los iraníes.

 

Los medios de comunicación nacionales, bajo estricto control gubernamental, han ignorado las protestas contra el gobierno en más de un centenar de ciudades de todo el país durante los últimos ocho días, en las que 22 personas han sido asesinadas y unas 17,000 han sido detenidas, entre ellas varios periodistas ciudadanos.

 

Este jueves, la embajada iraní en Londres escribió a la Oficina de Comunicaciones del Reino Unido (OFCOM), que regula los medios de difusión, pidiéndole que censure los medios persas con sede ​​en el Reino Unido sobre la base de que su cobertura de las protestas había incitado a la gente a la "revuelta armada".

 

Los dos objetivos principales de la carta son Manoto, un canal de televisión de propiedad privada con sede en Londres, y BBC Persian, el canal de televisión en lengua persa de la BBC, de propiedad estatal y al que muchos activistas e intelectuales iraníes critican por no distanciarse lo suficiente de la línea del gobierno iraní.

 

"Tras interrumpir el acceso a Internet y bloquear las redes sociales, la República Islámica de Irán utiliza la necesidad de combatir las llamadas a la violencia y el apoyo al terrorismo como pretextos para silenciar las últimas fuentes de noticias e información libres e independientes consultadas por muchos iraníes", explica Reza Moini, responsable de la oficina de Reporteros Sin Fronteras para Irán y Afganistán.

 

RSF ya criticó previamente los intentos del sistema judicial iraní y de los servicios de inteligencia de influir en las secciones en lengua persa de los medios de comunicación internacionales al presionar a los periodistas iraníes radicados en el extranjero y a sus familias que todavía están en Irán.

 

 

Irán ocupa el puesto 165, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la libertad de prensa 2017 de Reporteros Sin Fronteras. Más información, en el Informe Anual de la organización.