IRÁN | Continúa la persecución contra Narges Mohammadi, apadrinada en España

16.01.2019 13:03

 

Reporteros Sin Fronteras (RSF) condena la implacable persecución a la que el sistema judicial iraní y las autoridades en la prisión de Evin, en Teherán, siguen sometiendo a la periodista y activista de los derechos humanos Narges Mohammadi.

 

Narges Mohammadi, de 46 años y apadrinada por periodistas españoles en el marco de la campaña de apoyo a encarcelados de Reporteros Sin Fronteras España, y otra de sus compañeras de detención, Nazanin Zaghari-Ratcliffe (que tiene doble nacionalidad británica e iraní), iniciaron una huelga de hambre el 14 de enero como protesta por la forma en que se les niega la atención médica adecuada.

 

Mohammadi no ha recibido llamadas telefónicas desde que, hace dos semanas, anunció que planeaba hacer huelga de hambre. Tampoco recibe las llamadas semanales de sus hijos, que viven en el exilio en Francia con su padre.

 

Mohammadi, que es portavoz del prohibido Centro de Defensores de los Derechos Humanos de Irán, está presa desde el 5 de mayo de 2015 y ha sido condenada a un total de 16 años de prisión por varios cargos. Se supone que ella debe cumplir "solo" diez años de condena en virtud de una ley aprobada en el verano de 2015 y según la cual los condenados por varios delitos cumplen la condena del cargo más grave.

 

Zaghari-Ratcliffe es empleada de la Fundación Thomson Reuters, la rama filantrópica de la agencia de noticias Thomson Reuters, con sede en Londres. La detuvieron en abril de 2016, mientras visitaba a su familia en Teherán, y fue sentenciada a cinco años de prisión en septiembre de 2016.