INTERNACIONAL | RSF y Article 19 piden que la UNESCO valore la defensa de la libertad de expresión en la elección de su nuevo director general

03.10.2017 14:11

 


ARTICLE 19 y Reporteros Sin Fronteras piden al consejo ejecutivo y a la conferencia general de la UNESCO que consideren como variable las credenciales en defensa de la libertad de expresión en la elección del próximo director general de la UNESCO, cuando finalice el mandato de Irina Bokov, en noviembre, tras cinco años en el cargo.


La Organización de Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y Cultura (UNESCO), creada en 1945, es responsable por la coordinación de la cooperación internacional en educación, ciencia, cultura y comunicación. Uno de sus principales objetivos es la promoción del respeto a los derechos humanos y las libertades fundamentales. También tiene un mandato específico en “promover el libre flujo de ideas a través de palabras o imágenes; el libre trabajo de medios impresos, televisivos, radiofónicos u online”.

 

El director general de la UNESCO se elige cada cuatro años por la conferencia general de la organización, tras la nominación del consejo ejecutivo. Según los estatutos de la UNESCO, “las responsabilidades del director general y su equipo deben tener un carácter exclusivamente internacional". En el ejercicio de sus funciones no deberán recibir instrucciones de ningún Gobierno o de ninguna autoridad externa a la organización, y deberán abstenerse de cualquier acción que pueda comprometer su actuación como agentes internacionales (una disposición para evitar los conflictos de intereses). Según estas pautas, resulta inaceptable cualquier contribución financiera o instrucción estatal de apoyo a candidatos, que afectaría a la UNESCO y retiraría al candidato la posibilidad de ejercer su rol según lo anteriormente descrito.


Los candidatos al puesto, nombrados por los Estados miembros, deben tener un número determinado de cualificaciones, incluido su demostrado compromiso con los objetivos y propósitos de la UNESCO. ARTICLE 19 y RSF entienden que la selección es un proceso complejo que incluye el análisis de varios criterios.


Con todo, dado el mandato específico de la UNESCO, creen que el candidato seleccionado debe ser independiente, estar altamente cualificado, y tener un fuerte compromiso con la libertad de prensa y de expresión. Por ello sugieren que el consejo ejecutivo y la conferencia general tengan estos puntos en cuenta a la hora de elegir.


Leer carta completa (en inglés)