INFORME RSF #RespectPressCAT | 12/12 | Ante los requerimientos judiciales, RSF pide que se evite cualquier tipo de intimidación a los medios

13.10.2017 18:49

 

El pasado 15 de septiembre, varios medios catalanes, la mayoría digitales, recibieron la visita de agentes de la Guardia Civil para entregar a sus respectivos directores una notificación del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, advirtiéndoles de que incurrirían en responsabilidades penales si difundían publicidad o propaganda relativas al referéndum del 1 de octubre, suspendido por el Tribunal Constitucional.

 

Varias parejas de paisano del Instituto armado hicieron una “tournée” de notificaciones por Nació Digital, El Nacional.cat, Vilaweb, Racó Català, Llibertat.cat y El Punt Avui, que, en algunos casos, no pasó del trámite, pero en otros llevó a la identificación de redactores. Es el caso de Nació Digital: la negativa de la directora del medio a dejar entrar a la Guardia Civil en la redacción sin orden de registro y las fotos que algunos redactores tomaron a los agentes (de espaldas y sin intención de que fueran reconocidos) llevaron a éstos a identificar a los periodistas presentes en la redacción. “No tenían cara de estar muy orgullosos de lo que estaban haciendo”, comentó posteriormente la redactora de Nació Digital Sara González a la emisora de radio RAC1. “Se enfadaron por dos motivos: por negarles la entrada en la redacción y por hablarles de nuestro derecho a la información”, añade. Los agentes obligaron a los periodistas a identificarse y tomaron fotos de sus documentos nacionales de identidad, después de advertir que se les estaban haciendo fotos, e invocaron su derecho a la intimidad.

 

 

RSF considera que, si bien la entrega de notificaciones o citaciones por parte de agentes era obligada por ley, ésta no deja de tener un cierto tufo intimidatorio, por la simultaneidad con la que se llevó a cabo en todos los medios y por la posibilidad de que de estas “visitas” se desprendan sanciones previstas en la “Ley Mordaza”, que prohíbe la toma de fotografías a agentes de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, así como actos de “desobediencia”.

 

Las identificaciones aleatorias a periodistas también se produjeron durante la cobertura de la movilización independentista ante “El Vallenc”, el diario digital de la localidad de Valls (Tarragona) en cuya redacción entró la Guardia Civil para requisar material relacionado con el referéndum y ante las imprentas registradas en varios puntos de Catalunya, con el mismo fin.

 

RSF considera que los cuerpos policiales deben tener muy clara la línea que separa el requerimiento, conforme a sentencias judiciales, de aquellos medios que realicen publicidad y propaganda del referéndum, de la persecución a quienes lo defienden ideológicamente y en su línea editorial.


Del mismo modo, la organización manifiesta su preocupación por la manipulación de la información que, trabajadores del centro territorial de TVE en Cataluña, han denunciado en la cobertura de las movilizaciones que se desarrollaron ante la Conselleria de Economía de la Generalitat en Barcelona, mientras estuvieron detenidos en sus instalaciones altos cargos del Gobierno catalán. RSF enmarca esta denuncia de sesgo informativo en los centenares de casos similares que ha denunciado reiteradamente, durante los últimos años, el Consejo de Informativos de RTVE, si bien echa en falta órganos de contrapoder similares en los medios públicos catalanes, con la misma actividad de denuncia, transparencia y ejercicio de crítica.

 

<< Un clima envenenado para el libre ejercicio del periodismo | ANTERIOR 

PRIMERA PÁGINA | Reporteros Sin Fronteras pide respeto al libre ejercicio del periodismo en Cataluña >>