INDONESIA | El Parlamento prohíbe y penaliza la crítica a los diputados

21.03.2018 20:42

 

Reporteros Sin Fronteras (RSF) pide al Tribunal Constitucional de Indonesia que revoque un artículo en una nueva ley según el cual se puede procesar y encarcelar a cualquier persona, incluidos los periodistas, si "faltan al respeto" a los parlamentarios del país, algo que claramente es una violación de la libertad de prensa.

 

Conocida como la Ley MD3, la nueva norma que regula los órganos legislativos de Indonesia entró en vigencia el 15 de marzo, un mes después de que el presidente Jokowi se negara a firmarla por ser una fuente de preocupación pública. Sin embargo, la negativa del presidente no tuvo el efecto de vetar la ley.

 

El artículo 122 de la ley inquieta enormemente a los periodistas y a quienes defienden la libertad de información, porque abre el camino a procedimientos penales por cualquier "crítica" o "falta de respeto" al Parlamento o sus miembros.

 

"Poco pensado y mal redactado, este artículo imposibilita que el cuarto poder cubra asuntos parlamentarios de manera independiente y representa una grave violación de la constitución del país y del principio de separación de poderes", señala Daniel Bastard, responsable del departamento para Asia y el Pacífico de RSF. "Instamos al Tribunal Constitucional a que no tarde en rechazar este artículo, que representa una amenaza real para la libertad de prensa en Indonesia".

 

RSF apoya la iniciativa tomada por las organizaciones de la sociedad civil indonesia, que remitieron la ley al Tribunal Constitucional el mismo día en que entró en vigor.

 

La ley es aún más preocupante en tanto su difusa redacción no define qué es "falta de respeto" y no establece límites a las sanciones por infracciones, lo que permite a los parlamentarios interpretar cualquier cobertura crítica de los medios como "falta de respeto" e imponer castigos de una manera completamente arbitraria.

 

La ley ha entrado en vigor en un contexto normativo cada vez más hostil hacia la libertad de prensa, aunque esta libertad está garantizada en la Constitución de Indonesia, reformada en 2002. Las enmiendas que se están redactando en el código penal también podrían castigar la crítica en los medios al presidente y al vicepresidente.

 

Indonesia ocupa el puesto 124, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2017 de Reporteros Sin Fronteras. Para saber más, el Informe Anual de la organización.