INDIA | Fundamentalistas hindúes agreden -y apedrean- a mujeres periodistas

19.10.2018 13:39

 

Reporteros Sin Fronteras condena el ataque inaceptable a periodistas que cubren el peregrinaje a un templo hindú en el estado de Karala, abierto ahora a mujeres de toda las edades.  RSF pide a las autoridades indias que garanticen la seguridad de los periodistas.


Decenas de periodistas, sobre todo mujeres, recibieron agresiones en la apertura ayer del templo de Sabarimala por parte de fundamentalistas hindúes que se oponen a la decisión del Tribunal Supremo de levantar la prohibición a mujeres entre 10 y 50 años de entrar al tempo.


El peregrinaje continuará hasta el 22 de octubre. “Pedimos a las autoridades indias que hagan todo lo posible para garantizar la protección de los y las periodistas que cubren este evento, en especial de las mujeres periodistas”, pide Daniel Bastard, responsable de la oficina de Asia - Pacífico de Reporteros Sin Fronteras.


“Esto se aplica obviamente al gobierno del estado de Kerala, que tiene el deber de proteger a la prensa poniendo a disposición la policía suficiente para hacerlo, pero también se aplica a los más altos niveles del movimiento nacionalista hindú, empezando por oficiales del Primer Ministro, que deben condenar esta violencia de forma contundente”, añade.


A pedradas

 

Los actos de violencia han sido varios. Desde el ataque al vehículo de la reportera de Republic TV, Pooja Prasanna, a la agresión a Mausami Singh, de India Today, a quien sacaron de un autobús, agredieron y persiguieron posteriormente, lanzándole piedras y cantando eslóganes religiosos, cuando intentaba refugiarse en un coche de la policía, según testigos presenciales.


Al mismo tiempo, la reportera de la web The News Minute, Saritha S. Balan, fue expulsada de otro autobús y agredida duramente, incluso en la columna vertebral. Otro vehículo de la reportera Radhika Ramaswamy, de CNN-News 18, resultó destrozado.

 

La reportera de New Delhi TV, Sneha Koshy y Libi C.S., de la web newsgil.com, también fueron agredidas. Y un reportero identificado únicamente como Rajeesh tiene una fractura en el brazo. El cámara también resultó herido. Decenas de estudiantes de periodismo, sobre todo mujeres, también sufrieron  agresiones cuando intentaban cubrir el peregrinaje.

 

Tema prohibido


El origen de todo está en al decisión del Tribunal Supremo de levantar la prohibición centenaria a mujeres de 10 a 50 años de entrar en el templo de Sabarimala. Una prohibición apoyada por los fundamentalistas hindúes que creen que mujeres en edad de menstruar enfadarían a la principal divinidad del templo. Los activistas del nacionalismo hindú se proponen por ello impedir a las mujeres periodistas que entren al templo a cubrir los hechos.


Cabe recordar que los periodistas que se atreven a cubrir temas relacionados con los derechos de las mujeres en la India  están expuestos a terribles represalias que incluyen los asesinatos. Como le ocurrió a Gauri Lankesh, editora del semanario feminista Lankesh Patrike, asesinada frente a su casa hace aproximadamente un año.


Pero esto no se limita exclusivamente a la India, como ha señalado recientemente Reporteros Sin Fronteras en su informe “Derechos de las mujeres: un tema prohibido”, que pretende abordar el mismo problema en países como Irán, México, Somalia, Francia o Estados Unidos. El problema es global.

 

India ocupa el puesto 138 de los 180 países que conforman la actual Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa elaborada anualmente por Reporteros Sin Fronteras.


Consulta más información sobre India en el Informe Anual elaborado por RSF-España.