GAMBIA | Carta abierta de RSF al nuevo Presidente, Adama Barrow

09.03.2017 19:20
 
 
Reporteros Sin Fronteras pide al Presidente electo de Gambia, Adama Barrow, que demuestre su compromiso con la libertad de prensa, condenando la intimidación a periodistas de sus simpatizantes. RSF también le urge a continuar sus iniciativas con respceto a la justicia y a la búsqueda de periodistas asesinados y desaparecidos en la etapa de su predecesor. 
 
 
Presidente Adama Barrow
Banjul, Gambia
 
Paris, 9 de marzo de 2017
 
Estimado Presidente Barrow,
 
Su elección ha vuelto a desatar la esperanza de un cambio democrático en su país. Con esto en mente, Reporteros in Fronteras, una organización internacional que defiende la libertad de prensa en el mundo, quisiera llamar su atención sobre los recientes ataques a periodistas en su país. 
 
 
Kebba Jeffang, reportero del periódico Foroyaa, fue violentamente agredido por simpatizantes suyos en una rueda de prensa de su ministro de Asuntos Exteriores, Interior y Turismo, el 5 de marzo. Sus simpatizantes le expulsaron de la sala, le golpearon y le rasgaron sus ropas cuando preguntó por la posibilidad de una escisión en la coalición gobernante en el período previo a las elecciones legislativas.
 
 
No se puede dejar que este comportamiento arbitrario pase desapercibido porque significaría que se tolera la violencia contra los periodistas y se la permite permanecer impune, como ocurría con el Presidente anterior, Yahya Jammeh, cuyos mandatos estuvieron marcados por numerosas violaciones de los derechos humanos y la libertad de expresión.
 
 
Le pedimos que condene estos actos de violencia de una forma inequívoca y mande con ello un mensaje contundente a sus simpatizantes y a todos los ciudadanos de Gambia. Pensamos que resulta esencial que no tengan dudas de estar ante una nueva era, bajo su presidencia, de respeto a la libertad de prensa y reacción ante cualquier acto de violencia contra los periodistas.
 
 
Su país ocupa el puesto 145 de los 180 países de la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa de RSF. Su predecesor constaba también en la lista de Depredadores de la Libertad de Prensa de nuestra organización. Bajo su régimen se cometieron numerosas violaciones de la libertad de información, se censuraron las comunicaciones, se produjeron agresiones a periodistas, detenciones, torturas, sentencias a muerte o asesinatos. Algunos, como Ebrimah Manneh desaparecieron sin que las autoridades llevaran a cabo una investigación adecuada.
 
 
Sobre este tema, recibimos con satisfacción su deseo de investigar estos abusos mediate la creación de una Comisión de Justicia y Verdad, anunciada el 2 de marzo, que ha detenido a un soldado sospechoso de haber estado vinculado en el asesinato, en 2004, de Deyda Hydara, cofundador del periódico The Point y corresponsal para RSF y AFP. Le urgimos a garantizar que estas iniciativas vayan más allá de una declaración de buenas intenciones y que concluyan en resultados concretas. 
 
 
También celebramos su elección de Demba Ali Jawo para el ministerio de Información, Comunicación y Tecnología, un antiguo periodista y director del Sindicato de Periodistas de Gambia que ha prometido reformas legislativas. 
 
 
Sobre este tema le insistimos en la urgente necesidad de rechazar la Ley de Sedición, que ha sido usada hasta la fecha para encarcelar a periodistas y restringir la libertad de expresión. Resulta urgente enmendar la Ley de Información y Comunicación, así como el código penal, para garantizar que los periodistas puedan ejercer su profesión sin ser encarcelados por ello. 
 
 
Somos conscientes de la amplitud de sus nuevos retos y de las heridas que los ciudadanos de Gambia tienen que curar para ir hacia adelante. Resulta esencial una transformación profunda para pasar página de la era Jammeh y restaurar la confianza en las instituciones. 
 
 
Ésta es la primera batalla, pero los periodistas también tienen un papel determinante en la vida democrática de un país. Los hombres y mujeres de los medios de comunicación deben poder trabajar libremente para reconstruir la confianza entre los ciudadanos, la democracia y el Estado de derecho. Finalmente, esperamos que obtengan su pleno apoyo en este sentido. 
 
 
Atentamente
 
Christophe Deloire
Director-General de Reporteros Sin Fronteras