FILIPINAS | RSF condena el asesinato a tiros del periodista de radio Edmund Sestoso

02.05.2018 19:59

 

Reporteros Sin Fronteras (RSF) condena enérgicamente el asesinato del periodista radiofónico filipino Edmund Sestoso, quien murió este 1 de mayo a causa de las heridas de bala que le infligió la víspera un individuo armado que viajaba en una motocicleta. La organización insta a las autoridades de Filipinas a identificar a los asesinos.  

 

La voz de Edmund Sestoso era familiar para los oyentes de la radio local DyGB 91.7 FM, con sede en Dumaguete, una ciudad de la provincia de Negros Oriental. En su programa matinal diario ‘Tug-anan his Power 91’ comentaba diversos temas locales, especialmente asuntos políticos o sobre conflictos armados.

 

El periodista, de 51 años, murió el martes 1 de mayo a causa de las heridas sufridas el día antes en un violento ataque. Al llegar a un peaje, después de grabar su famoso programa matutino, un motociclista no identificado le disparó varias veces en el pecho, el abdomen y las piernas. Edmund Sestoso fue trasladado rápidamente a un hospital, a pesar de que el atacante también disparó contra los neumáticos de un vehículo que intentaba evacuar al periodista.

 

"En Reporteros Sin Fronteras estamos absolutamente horrorizados por la tragedia, que golpea una vez más a la comunidad de los periodistas filipinos, a quienes expresamos nuestra profunda solidaridad", lamenta Daniel Bastard, responsable de la oficina para Asia y el Pacífico de Reporteros Sin Fronteras. "Edmund Sestoso trabajaba por el bien público al informar a su público sobre la actualidad en la zona de Dumaguete, cuando abordaba asuntos molestos. Instamos a las autoridades a que hagan todo lo posible por encontrar al asesino y a sus instigadores, y a que no permitan que este crimen quede impune".

 

La policía local afirma que el ataque está probablemente relacionado con el ejercicio de su profesión. El jefe del Grupo de trabajo de seguridad de los medios presidenciales (PTFOMS), Joel Sy Egco, ha confirmado a RSF que, hasta que se demuestre lo contrario, también considera que a Edmund Sestoso lo han matado por sus emisiones de radio.

 

El conflicto entre diversos clanes políticos de Negros Oriental podría explicar el asesinato del periodista, quien, en el pasado, fue también presidente de la sección local del Sindicato Nacional de Periodistas de Filipinas (NUJP). Su muerte deja huérfanas a dos niñas de trece y once años de edad.

 

Se trata del primer periodista asesinado en Filipinas en 2018. La presidencia de Rodrigo Duterte, que fue elegido en 2016, está resultando especialmente violenta para los medios de comunicación filipinos. Con el asesinato de Edmund Sestoso ya son al menos cinco los crímenes contra periodistas registrados en el país en relación con su actividad profesional.

 

Filipinas, que desde hace mucho tiempo es considerado como uno de los países más peligrosos para los periodistas, ha caído 6 posiciones y ahora ocupa el puesto 133, entre 180 países, en la Clasificación Mundial 2018 de la Libertad de Prensa de Reporteros Sin Fronteras. Más sobre el país, en el Informe Anual de la organización.