ESTADOS UNIDOS | La denunciante Reality Winner, condenada a 63 meses de cárcel

27.08.2018 11:54

 

Reporteros Sin Fronteras condena la sentencia de 63 meses de cárcel impuesta a Reality Winner, denunciante de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de Estados Unidos el 23 de agosto. Se trata de castigo de cárcel más largo impuesto jamás a alguien por divulgar de manera ilegal información gubernamental.  

 

Reality Winner, ex lingüista de las Fuerzas Aéreas, fue detenida el 3 de junio de 2017 y se la acusó de recopilar, transmitir o filtrar información sobre defensa bajo la Ley de Espionaje mientras trabajaba con una empresa privada contratista de la NSA.

 

El 26 de junio, se declaró culpable en un tribunal federal del estado de Georgia de un cargo de transmisión no autorizada de información de defensa nacional, tras filtrar a The Intercept un informe clasificado sobre los intentos de Rusia de injerencia en una compañía de máquinas de votación y sobre autoridades electorales en las presidenciales de 2016 en Estados Unidos.

 

Winner, quien ya ha pasado más de un año en prisión previa al juicio después de haberle sido negada reiteradamente la libertad bajo fianza, es la primera persona bajo la administración de Trump en ser procesada bajo la Ley de Espionaje de 1917, una norma aprobada durante la Primera Guerra Mundial para enjuiciar a individuos que compartieron secretos del gobierno con enemigos de Estados Unidos.

 

"La escandalosa sentencia de Reality Winner es una clara amenaza para el periodismo de investigación, la libertad de información y el derecho del público a saber, ya que podría tener un efecto desalentador en las fuentes", apunta Margaux Ewen, directora de la oficina de RSF en América del Norte. "Nos preocupa que su sentencia sea solo el arranque de una intensa ofensiva contra los informantes encabezada por el Fiscal General Jeff Sessions, quien el año pasado amenazó con frenar la filtraciones a base de duros castigos federales. La condena contra Winner muestra que sus amenazas se están cumpliendo".

 

Estados Unidos ocupa el puesto 45, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2018 de Reporteros Sin Fronteras. Ver también el Informe Anual de la organización.