ESPAÑA | RSF condena cualquier tipo de presión sobre los periodistas y anuncia el próximo lanzamiento de un informe sobre “ciberacoso”

07.03.2017 19:07

 

La sección española de Reporteros Sin Fronteras reitera su más firme rechazo a todo tipo de presión, intimidación o injerencia en el ejercicio del derecho a informar de los periodistas, por parte de cualquier formación política, tenga ésta la ideología que tenga. Después de que varios informadores hayan denunciado, a través de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), el acoso que sufren -tanto en el plano personal, como en las redes sociales- por parte del entorno de Podemos, RSF quiere recalcar que sigue de muy cerca los casos de hostigamiento del que son objeto numerosos periodistas en las redes sociales, por parte de partidos y corrientes ideológicas de distinta índole y en diversos lugares de España. La organización, que ya ha ofrecido su amparo y protección a varios de ellos, reitera su apoyo a cualquier profesional de los medios que se encuentre en una situación de vulnerabilidad similar.

 

En este sentido, RSF anuncia que lanzará próximamente, a nivel internacional, un amplio informe sobre “ciberacoso” en países de nuestro entorno, que recogerá los casos más relevantes detectados en España y las distintas vías de actuación que utiliza el “hooliganismo político” para amedrentar a los periodistas en Internet.

 

 “Nuestro nivel de alarma ante el linchamiento que sufren numerosos periodistas en las redes sociales no deja de crecer. A través de perfiles anónimos, difíciles de filiar a determinadas formaciones políticas, pero creados a todas luces en sus entornos, Internet se ha transformado en un filón para cercenar la libertad de información de los profesionales de los medios y empujarlos hacia la autocensura”, afirma Malén Aznárez, presidenta de Reporteros Sin Fronteras España. “Animamos a cualquier periodista víctima de presiones, que sabemos difíciles de soportar, a que no ceda, a que lo cuente y lo comparta, pues solo la suma de casos denunciados puede ayudar a detener este lamentable fenómeno. Si bien es perfectamente comprensible y respetable, permanecer callado es darle la victoria al acosador y regalarle la impunidad a quien lo ampara. RSF lleva años defendiendo y protegiendo a profesionales en graves situaciones de peligro en diferentes entornos, y seguiremos haciéndolo cada vez que sea necesario”, añade .