ESPAÑA | Reporteros Sin Fronteras manifiesta su rechazo a las agresiones a periodistas durante el referéndum del 1-O

18.10.2017 19:37

 

La organización respalda a los profesionales de RTVE en sus críticas a la pésima información sobre la consulta y las cargas policiales en Cataluña

Abajo, información actualizada con los últimos ataques recogidos por RSF 

 

[Publicado el 02.10.2017 20:22 / Actualizado el 08.11.2017]

 

Reporteros Sin Fronteras condena las agresiones que sufrieron profesionales de los medios de comunicación, durante las cargas de la policía contra la población civil, en el marco del referéndum ilegal de independencia celebrado el 1 de octubre en Cataluña. La organización manifiesta, asimismo, su rechazo al uso desproporcionado de la violencia por parte de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, que provocaron alrededor de 850 heridos y contusionados, según del Departamento de Salud de la Generalitat, entre los cuales figuran varios reporteros y fotorreporteros que cubrían la jornada de votaciones.

 

La violencia de la que ha sido escenario Cataluña ha afectado también considerablemente a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado. Según el Ministerio del Interior, más de 430 agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil sufrieron agresiones durante la jornada del 1 de Octubre, de los cuales, 39 necesitaron atención médica inmediata.

 

Entre los periodistas agredidos se encuentra el periodista  Xabi Barrena, de El Periódico de Catalunya , que recibió un porrazo en la cabeza por parte de la Policía Nacional, mientras grababa con el móvil las maniobras de intento de desalojo en la escuela Ramón Llull de Barcelona. Una vez en el suelo, los agentes le propinaron una patada y fue atendido por ciudadanos que se encontraban en el lugar de los hechos. Precisamente en los alrededores de la escuela Ramón Llull se produjeron algunas de las cargas más duras de la Policía Nacional, por lo que varios fotógrafos recibieron golpes y empujones de diversa consideración, tal y como denuncia el fotoperiodista Juan Carlos Mohr, en su cuenta de Twitter.

 

Sofía Cabanes, redactora de NacióDigital en la comarca de Terres de l’Ebre y colaboradora de la agencia EFE en la zona, recibió también un porrazo en el brazo por parte de agentes de la Guardia Civil, durante una carga en Sant Carles de la Ràpita. La reportera estaba grabando con su móvil las actuaciones del cuerpo armado y el golpe que recibió hizo que su teléfono saltara por los aires. Cuando se dispuso a recogerlo del suelo, los agentes le pisaron la mano. Fue atendida de sus heridas en el centro de salud de la Ràpita, según relató ella misma a Nació Digital.

 

“Como a toda la prensa internacional, nos indignan y entristecen las imágenes de violencia policial que han llegado de Cataluña. Entre los heridos había periodistas y fotoperiodistas. Sus heridas no son más importantes que las de cualquier persona, pero nuestra misión es reivindicar que puedan ejercer su trabajo en libertad porque los ciudadanos tienen derecho a ser informados”, afirma Macu de la Cruz, presidenta en funciones de RSF España.

 

No solo las fuerzas de seguridad causaron agresiones y desperfectos, también manifestantes de la ultraderecha protagonizaron incidentes, en la jornada previa al referéndum. Durante el directo de una periodista de La Sexta, un grupo de manifestantes ultraderechistas comenzó a increparla y a corear la consigna “esta es nuestra tierra y hay que defenderla”. Ya entrada la madrugada, un vehículo de la cadena pública de televisión catalana TV3, que cubría las vigilias organizadas por ciudadanos en colegios electorales para evitar su ocupación, sufrió pinchazos en las cuatro ruedas y rotura de cristales. Los testigos que acampaban en la escuela Sant Jordi, delante de la que fue asaltado el vehículo, aseguran que, momentos antes del ataque, radicales de la ultraderecha española les habían increpado e intimidado.

 

Omisión del deber informativo en RTVE

 

Por otra parte, Reporteros Sin Fronteras manifiesta, una vez más, su total respaldo y solidaridad con los compañeros de RTVE, que han denunciado el sesgo y la manipulación con la que el ente público -tanto a través de los canales de TVE, como de las emisoras de RNE- ha abordado la información sobre el referéndum del 1-O y las agresivas actuaciones policiales que se desarrollaron durante la jornada. El Consejo de Informativos de TVE ha pedido la “dimisión inmediata” de toda la dirección de informativos de la cadena y numerosos profesionales de la misma han protestado en la redacción de Torrespaña con folios en los que figuraban los hashtags “#vergüenza”, en castellano,  y “#vergonya”, en catalán.

 

“El Consejo de Informativos de TVE exige la dimisión inmediata de toda la Dirección de Informativos por incumplir el deber de servicio público encomendado por la Ley en lo referente a ‘garantizar la información objetiva, veraz y plural’, especialmente en el relato de los acontecimientos vividos en la jornada de ayer en Cataluña. Ayer TVE hizo dejación de sus obligaciones y dejó en el ámbito de otras televisiones la responsabilidad de informar a los ciudadanos. No sólo no preparó un dispositivo especial para lo que era fácil de prever como un gran acontecimiento informativo, producido en el marco de lo que es probablemente la mayor crisis institucional desde el 23F, sino que se hizo todo lo posible por difundir una visión parcial y sesgada de los hechos”, reza el comunicado del Consejo de Informativos de TVE.

 

Por su parte, los profesionales de RNE consideran “inaceptable” que la radio pública no haya tenido una programación especial dedicada al 1-O. “Los ciudadanos que hayan conectado con Radio1 o Radio5 buscando el minuto de la jornada se han encontrado con reportajes, secciones o temas musicales, que nada tenían que ver. Desatender de una manera tan flagrante nuestra misión de servicio público no hace más que profundiza en el bochorno, el desprestigio y la irrelevancia en los que está sumida RNE”, se queja el Consejo de Informativos de RNE, en el comunicado difundido al día siguiente del referéndum.

 

“Es tan lamentable constatar la interesada y parcial praxis del periodismo por parte de la dirección de informativos del ente público como estimulante ver el coraje, la dignidad, la ética y la valentía con la que lo denuncian la mayoría de sus redactores, que intentan así mantener el prestigio de los informativos de RTVE a flote”, afirma la presidenta en funciones de Reporteros Sin Fronteras España.

 

Reporteros Sin Fronteras dispone de un buzón de ataques, en el que cualquier periodista y/o fotoperiodista puede comunicar a la organización agresiones, amedrentamientos, presiones o cualquier otro tipo de atentado a su libertad para informar.