ERITREA | RSF pide pruebas de vida para el Examen Periódico Universal de Naciones Unidas

13.07.2018 11:10

 

Reporteros Sin Fronteras lamenta la ausencia de avances significativos en la situación de la libertad de prensa en Eritrea con motivo del nuevo Examen Periódico Universal del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas. RSF pide a las autoridades eritreas que permitan a todos los periodistas encarcelados arbitrariamente desde 2001 que reciban visitas.

 

Sólo en los dos últimos años Eritrea ha dejado de ocupar la última posición de la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa elaborada anualmente por Reporteros Sin Fronteras. En 2016 permitió a unos pocos periodistas extranjeros visitar la capital, Asmara, bajo estricta vigilancia. En abril de 2018 sometió su primer informar sobre la situación de los derechos humanos en el país a la Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos.


Pero estos gestos no han ido acompañados de ningún avance en las políticas extremadamente represivas del régimen. RSF condenó la “negación de la realidad"· del informe el pasado mes abril y señaló que Eritrea sigue siendo la mayor cárcel de periodistas del África subsahariana.


Según las cifras de RSF, al menos once periodistas están actualmente detenidos en Eritrea, país dirigido los últimos 25 años por el régimen de Issaias Afeworki, clasificado en RSF como uno de los peores Depredadores de la libertad de prensa. Desde 2001 no se permite ningún medio de comunicación independiente. Sólo Radio Erena, emisora con sede en París difunde información en el exilio desde 2009 y es una de las pocas fuentes creíbles de información de lo que sucede en el interior del país.


Según el proceso del Examen Periódico Universal, el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas revisa la situación de los derechos humanos en cada Estado. En el último examen, en 2013, el gobierno eritreo aceptó siete recomendaciones sobre libertad de expresión y trabajo periodístico. Ninguna de ellas se ha puesto en práctica.


En 2016 el ministro de Exteriores eritreo se refirió a la situación de los periodistas detenidos calificándolos como “prisioneros políticos”  e insistió en que “todos ellos están vivos"·. Pero desde entonces, las autoridades no han aportado ninguna prueba de vida, ni han permitido visitas, ni les han presentado ante ningún tribunal. Algunos de ellos, como el periodista sueco reitero Dawit Isaak, llevan 17 años encarcelados.


Recomendaciones de RSF

  • Detallar el lugar y la situación de los periodistas encarcelados desde 2001 y prueba de vida de todos ellos.
  • Permitir inmediatamente visitas a todos los periodistas detenidos, en particular de la Cruz Roja, además de Naciones Unidas y relatores especiales de la Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos.
  • Liberar sin más demora a los periodistas detenidos arbitrariamente.
  • Permitir a los medios independientes reanudar sus actividades.
  • Permitir a los medios extranjeros visitar el país.
  • Respetar la Declaración Universal de los Derechos Humanos además de los acuerdos regionales e internacionales de los que forma parte Eritrea, en particular del Convenio Internacional de Derechos Civiles y Políticos y la Carta Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos