EMIRATOS ÁRABES UNIDOS | Diez años de cárcel por para el bloguero y activista Ahmed Mansoor

01.06.2018 14:16

 

Reporteros Sin Fronteras (RSF) expresa su consternación por la sentencia de diez años de cárcel impuesta el 30 de mayo a Ahmed Mansoor, un conocido bloguero y defensor de los derechos humanos, por un tribunal en los Emiratos Árabes Unidos por criticar sus políticas. La organización considera que la sentencia es absurda y desproporcionada, y pide su inmediata liberación inmediata.

 

El tribunal de seguridad del Estado de Abu Dhabi desestimó el cargo de conspiración con organización terrorista, pero condenó a Ahmed Mansoor por insultar el "estatus y prestigio de los Emiratos Árabes Unidos y sus símbolos" y por dañar las relaciones de los EAU con sus vecinos por publicar "información falsa" en las redes sociales, según afirman los periódicos progubernamentales.

 

Además de castigarlo con una sentencia de cárcel de diez años, el tribunal le multó con 1 millón de dirhams (233,000 euros) y ordenó que lo pusieran bajo vigilancia durante tres años después de que salga de prisión.

 

"Una sentencia tan dura es completamente absurda y desproporcionada", sostiene Sophie Anmuth, directora del departamento para Medio Oriente de Reporteros Sin Fronteras. "Ahmed Mansoor solo compartió información. Si a las autoridades no les gusta esta información, es la realidad la que debe cambiar. Encarcelar al mensajero es una reacción absurda digna de lo peor, los estados policiales más autoritarios, y sin embargo, los EAU se jactan de su modernidad. Mansoor no debería estar en prisión. Debería ser puesto en libertad de inmediato".

 

Detenido en marzo de 2017, Mansoor pasó más de un año en detención preventiva antes de que por fin comenzara su juicio. Destacado crítico del gobierno, ya fue sentenciado a tres años de prisión en 2011 por "usar Internet para insultar a los Emiratos Árabes Unidos y sus líderes". Fue indultado el mismo año pero se le prohibió salir del país.

 

Hay un periodista y dos periodistas ciudadanos encarcelados actualmente en los Emiratos Árabes Unidos, país que ocupa el puesto 128, de 180 países, en la Clasificación Mundial 2018 recientemente publicada por Reporteros Sin Fronteras. Ver también el Informe Anual de la organización.