EGIPTO | RSF vuelve a pedir la puesta en libertad del fotógrafo Shawkan, apadrinado en España

28.02.2017 15:26

 

  • Reporteros Sin Fronteras protesta por la inclusión de Mahmoud Abou Zeid en un juicio político masivo

 

Reporteros Sin Fronteras (RSF) vuelve a pedir a las autoridades egipcias que pongan inmediatamente en libertad al reportero gráfico Mahmoud Abou Zeid, conocido como Shawkan, detenido de forma arbitraria desde 2013 y que ha sido incluido entre los acusados en un masivo juicio en El Cairo.

 

Detenido en agosto de 2013, cuando tenía 29 años de edad, Shawkan ha estado detenido de forma arbitraria durante los últimos tres años y medio y, entre otros cargos, se le acusa de asesinato. El fotógrafo, que está apadrinado por periodistas españoles en el marco de la campaña de apoyo a encarcelados de Reporteros Sin Fronteras España, sufre de hepatitis C.

 

El 7 de febrero, el tribunal acordó que debía ser examinado por un médico forense, pero los resultados de los análisis no llegaron a la corte a tiempo para que se pudiera decidir sobre su liberación, algo que se propuso en la última audiencia, el 25 de febrero.

 

"Instamos a las autoridades judiciales de Egipto a que pongan inmediatamente en libertad a Shawkan por razones médicas", ha exigido Alexandra El Khazen, responsable para Oriente Medio de Reporteros Sin Fronteras. "Su salud se ha deteriorado drásticamente desde agosto de 2013, y este juicio político masivo tampoco es su sitio. No cometió ningún delito y, en el momento de su detención, sólo estaba haciendo su trabajo como reportero que cubría cómo se dispersaba una manifestación".

 

Durante la vista de 25 de febrero, la mayoría de los acusados coreó "Asesino, asesino" en repetidas ocasiones ante la aparición de uno de los testigos, un oficial del ejército al que se considera responsable de la violencia extrema empleada para dispersar las manifestaciones en aquel momento. Los abogados de la defensa también protestaron porque el juez Hassan Farid se negó que se visionaran en los tribunales los vídeos de dicha violencia.

 

El juez consideró que dichas protestas constituían desacato al tribunal y condenó a todos los acusados, menos a diez, a un año de prisión y trabajos forzados. Shawkan fue uno de los que se libró de esa pena, y los abogados defensores tendrán que comparecer ante un tribunal disciplinario. El juicio fue aplazado hasta el 21 de marzo.

 

Por otra parte, el 25 de febrero estaba previsto que se emitiera el fallo sobre la apelación de tres dirigentes del Sindicato de Periodistas de Egipto, pero la decisión fue aplazada hasta el 25 de marzo. Estos tres líderes sindicales han recurrido las sentencias de dos años de cárcel que les fueron impuestas el 19 de noviembre por el cargo de refugiar a dos periodistas buscados por la policía.

 

En Egipto, se sigue cerrando cerco a los periodistas que no siguen fielmente la línea oficial. La aprobación de la ley de medios de finales de 2016 hace temer que el gobierno va a reforzar su control. Dicha norma prevé la creación de un "Consejo Supremo para la administración de los medios de comunicación", que estará dirigido por personas designadas por el presidente Al Sisi. Dicha entidad se encargará de supervisar los medios de comunicación y de garantizar que no pongan en peligro la seguridad nacional.

 

Actualmente, el Parlamento está debatiendo una segunda ley de prensa sobre el ejercicio profesional del periodismo, su relación con la seguridad nacional, y cuestiones como el secreto de las fuentes.

 

Egipto es una de las mayores cárceles del mundo para los periodistas, con al menos 26 periodistas presos en la actualidad. Ocupa el puesto 159, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2016 de Reporteros Sin Fronteras. Para ampliar información, consultar el Informe Anual de la organización.