EGIPTO | RSF eleva a la ONU las detenciones arbitrarias de los periodistas Wael Abbas y Hisham Gaafar

01.08.2018 13:16

 

Reporteros Sin Fronteras (RSF) ha remitido al Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria de las Naciones Unidas los casos de dos periodistas egipcios, Hisham Gaafar y Wael Abbas, detenidos sin juicio desde hace varios meses. RSF hace un llamamiento a la ONU para que reconozca la naturaleza arbitraria de su detención y pida a las autoridades egipcias que los ponga sin demora en libertad.

 

Mientras se intensifica la represión contra los periodistas en Egipto, Reporteros Sin Fronteras solicita a Naciones Unidas a que interpele públicamente a las autoridades de El Cairo sobre la detención sin motivo legítimo de los periodistas Wael Abbas e Hisham Gaafar.

 

"Desde la toma del poder por parte del general Al Sissi, en 2013, la situación de la libertad de prensa sigue deteriorándose en Egipto, y los casos de detenciones arbitrarias de periodistas van en aumento", denuncia Paul Coppin, responsable jurídico de Reporteros Sin Fronteras. "En la actualidad hay muchos periodistas privados de libertad sin una buena razón, y los casos de Wael Abbas e Hisham Gaafar son solo los primeros por los que RSF apela a las Naciones Unidas. Por lo tanto, es esencial que la ONU presione a las autoridades egipcias y obtenga su liberación".

 

Wael Abbas, de 43 años, es periodista en Egipto. Conocido sobre todo por sus denuncias de la violencia policial, ha ganado numerosos premios internacionales, concedido, entre otros, por la BBC, CNN y Human Rights Watch. Periodista y bloguero, publicaba frecuentemente en Twitter, que hasta hace poco era el último espacio de (relativa) libertad de expresión en Egipto. Tenía 350.000 seguidores en esta red social, y lanzaba numerosos mensajes sobre derechos humanos, agresiones de las fuerzas de seguridad, etc.

 

Detenido el 23 de mayo de 2018 en su casa cerca de El Cairo, Wael Abbas está acusado de pertenecer a un grupo terrorista y de publicar noticias falsas. Estas dos acusaciones, utilizadas casi por sistema contra los opositores del régimen, no tienen la menor base legal o ni factual: las autoridades no han indicado en qué consiste la falsedad de la información que ha publicado, y es difícil acreditar la acusación de pertenencia a un grupo terrorista. Abbas también ha sido durante mucho tiempo un feroz oponente de los Hermanos Musulmanes. La única razón real para su detención es que ha ejercido su derecho a la libertad de expresión e información.

 

Hisham Gaafar, de 53 años, está detenido desde el 21 de octubre de 2015. Lleva 33 meses privado de libertad sin un motivo válido. Está acusado de pertenecer a un grupo "terrorista" (los Hermanos Musulmanes), a pesar de que ha criticado públicamente y con regularidad sus posiciones. La detención de Hisham Gaafar es claramente arbitraria y contraria al derecho internacional teniendo en cuenta la duración de su encarcelamiento sin juicio, la falta de atención médica adecuada (sufre de problemas de salud), las malas condiciones de su reclusión (su celda ni siquiera tiene una cama) y los motivos de su detención. De nuevo, en este caso el motivo de su arresto no es otro que haber ejercido su derecho a la libertad de expresión.

 

Reporteros Sin Fronteras pide al Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria, que es la entidad competente del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, que se pronuncie sobre si cada uno de esos casos contraviene el Derecho Internacional. Si el Grupo de Trabajo está conforme con que estos dos periodistas están detenidos de manera arbitraria, RSF quiere que se reconozca oficialmente y que se pida a las autoridades egipcias que los pongan en libertad.

 

Egipto ocupa el puesto 161, de 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2018 de Reporteros sin Fronteras. Al menos 32 periodistas y periodistas ciudadanos están actualmente encarcelados en este país a causa de su trabajo. Pocos han sido juzgados. La mayoría permanece en prisión preventiva durante meses e incluso años. En todos los casos, por falsas acusaciones. Ver también el Informe Anual de la organización.