EGIPTO | RSF condena las detenciones de cuatro periodistas de Al Jazeera

02.01.2014 11:28

Reporteros Sin Fronteras condena las detenciones de cuatro periodistas de Al Jazeerza, el domingo, en El Cairo, por parte de la policía secreta, y pude su inmediata e incondicional puesta en libertas.

Los cuatro detenidos son el jefe de la oficina, Mohamed Adel Fahmy, que tiene la doble nacionalidad, egipcia y canadiense, el reportero australiano Peter Greste, el cámara egipcio Mohamed Fawzyand y un productor egipcio.

El ministerio de Interior les ha acusado de difundir información "que daña la seguridad del Estado" y deponer publicaciones de los Hermanos Musulmanes.

"El Gobierno establecido tras la caída del Presidente Morsi, en junio, persigue de manera sistemática a medios de comunicación a quienes considera simpatizantes de los Hermanos Musulmanes", denuncia Reporteros Sin Fronteras. "Al Jazeera es uno de los objetivos principales de estas campaña de acoso para la que las autoridades no han duda en cerrar sus oficinas y detener a sus periodistas arbitrariamente", añade la organización. "Esta campaña parece haber entrado en un nuevo estado tras la inclusión, el 25 de diciembre, por parte del Gobierno egipcio, de los Hermanos Musulmanes en su lista de organizaciones terroristas", advierte RSF.

"Los periodistas tienen ahora prohibido tener o difundir publicaciones o informaciones relativas a los Hermanos Musulmanes so pena de enfrentarse a una posible condena a cinco años de cárcel. Una prohibición que, sumada a las detenciones arbitrarias de periodistas, amenaza gravemente la libertad de información en Egipto", condena RSF.

Fahmy  es un conocido periodistas que solía trabajar para la CNN y no tiene vínculos conocidos con los Hermanos Musulmanes. Greste es un antiguo reportero de la BBC que ganó el Premio Peabody en 2011 por un documental sobre Somalia.

En paralelo, RSF recuerda la suerte de Mohamed Badr y Abdullah al-Shami, empleados también de Al Jazeera, que llevan meses detenidos en Egipto.