EE.UU. | MÉXICO | RSF pide de nuevo la libertad y asilo del periodista Emilio Gutierrez Soto y su hijo

11.01.2018 18:31

 

Reporteros Sin Fronteras reitera su llamamiento a las autoridades estadounidenses para que pongan en libertad al periodista mexicano Emilio Gutierrez Soto, detenido junto a su hijo, Oscar, en las dependencias de los servicios de inmigración de El Paso, Texas.


 

El periodista lleva casi diez años pidiendo asilo político en Estados Unidos tras recibir amenazas de muerte relacionadas con su trabajo para el periódico El Diario del Noroeste, al norte del estado de Chihuahua.


Desde que piedra asilo por primera vez, junto a su hijo, de 24 años, su caso ha sufrido numerosos atrasos hasta ser finalmente denegado en julio de 2017. El 7 de diciembre, los agentes de inmigración estadounidenses les detuvieron e intentaron llevarles a la frontera mexicana. Su deportación la evitó en última instancia el servicio estadounidense de apelación de la frontera, el US Board of Immigration Appeals (BIA).


Mientras esperan la decisión del BIA, Gutierrez y su hijo temen ser asesinados si son finalmente deportados a México.


“Pedimos a las autoridades que les sea otorgado el asilo político”, afirma Margaux Ewen, responsable de América del Norte de Reporteros Sin Fronteras. “Llegaron legalmente a Estados Unidos, pidieron asilo por amenazas reales a su seguridad. Su deportación supone una sentencia de muerte. El país de la Primera Enmienda debería garantizar la protección de los periodistas que arriesgan sus vidas por exponer casos de corrupción en el país vecino y no detenerles o expulsarles”, añade.


Tras exponer casos de corrupción del Ejército mexicano entre 2005 y 2008, Gutierrez Suto sufrió varias redadas en su domicilio de individuos armados, supuestamente militares. El periodista supo que su nombre estaba en una lista negra de personas a asesinar. Poco después voló con su hijo a Estados Unidos temiendo por su vida. Ambos pidieron asilo político y fueron detenidos cuando comenzó el proceso. Después de estar siete meses detenidos, padre e hijo recibieron un permiso temporal de trabajo.


Cabe recordar que en México han sido asesinados once periodistas en 2017 por causas relacionadas con el ejercicio de su profesión. Es el segundo país más mortífero del mundo para la prensa, sólo superado por Siria.