EE.UU. | Los medios de comunicación, enemigo público número uno para la administración Trump

24.01.2017 11:57
 
 
Reporteros Sin Fronteras manifiesta su alarma por los repetidos ataques de la nueva administración estadounidense a la la prensa en los tres primeros días de gobierno del Presidente Donald Trump. RSF le pide a él y a su equipo que dejen de despreciar la primera enmienda y empiecen en su lugar a defenderla.
 
 
En las primeras 72 horas desde que se convirtiera en el 45º Presidente de los Estados Unidos, Trump y su administración han ejecutado un ataque coordinado a los medios de comunicación y han mostrado un claro desprecio a los hechos. 
 
“Resulta evidente que Trump ve a los medios de comunicación como un enemigo y aprovecha la mínima oportunidad para debilitar su credibilidad”, afirma Margaux Ewen, director de comunicación de RSF en America del Norte. “Cualquier reportaje que considera desfavorable o alejado del mensaje de su administración, es inmediatamente tachado de falso o de irresponsable. RSF le recuerda a la administración de Trump que la prensa no ejerce de relaciones públicas del Presidente, sino que informa sobre la verdad para dar cuenta de los actos del Gobierno, pese a lo manifestado por el Secretario de Prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer. Igualmente alarmante son las mentiras que Spicer y las de los asesores de Trump han estado dando a la prensa, pese a las irrefutables pruebas fotográficas que muestran lo contrario”.
 
 
 
Hechos alternativos
 
El sábado, el Presidente Trump hizo uso de su primer día completo a cargo del gobierno estadounidense para atacar enérgicamente a los medios, refiriéndose a sus trabajadores como parte del “grupo humano más deshonesto sobre la faz de la tierra” en el mensaje que dio en la sede de la CIA.
 
El Secretario de Prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, adoptó la misma línea en la primera rueda de prensa desde la toma de posesión, casi acusando a la prensa de publicar “deliberadamente noticias falsas” sobre la presencia de un busto de Martin Luther King Jr en la sala oval y el tamaño de la audiencia la inauguración. Dijo que las imágenes tomadas por los fotógrafos habían sido “deliberadamente enmarcadas” para minimizar el "enorme apoyo recibido” y afirmó haberse tratado de la “audiencia mas amplia que jamás ha acudido a un acto inaugural, tanto por la presencia en persona como por el seguimiento a nivel mundial”. Entre otras afirmaciones falsas durante la conferencia de prensa, Spicer, calificó de vergonzosos y erróneos los “intentos de la prensa de minimizar el entusiasmo de la jornada inaugural”. Antes de negarse a contestar preguntas añadió también: “haremos rendir cuentas a la prensa”. 
 
El domingo, 22 de enero, la asesora de Trump, Kellyanne Conway, afirmó en una entrevista con Chuck Todd de la CNN, que Spicer había presentado “hechos alternativos” en su rueda de prensa del sábado. Tras ser cuestionada por Todd sobre las repetidas falsedades de Spicer, Conway admitió que quizás la administración Trump tuviera que “repensar su relación” con la prensa.
 
“De hecho, los repetidos ataques a la prensa por difundir supuesta información errónea y el uso del término -`hechos alternativos´ por parte de la administración, son tácticas de gobiernos autoritarios”, recuerda Delphine Halgand, directora de RSF - América del Norte. “Los depredadores de la libertad de prensa en el mundo observan de cerca a Donald Trump y toman nota. Resulta aterrador pensar en lo que le puede suceder a los periodistas en el mundo ahora que el líder de los Estados Unidos de América está dando un ejemplo como este”, añade.