EE.UU. | La campaña del grupo Sinclair contra las “noticias falsas” amenaza la independencia editorial

15.04.2018 12:45

 

 

Reporteros Sin Fronteras manifiesta su consternación por la reciente campaña contra las noticias falsas, ("fake news”), que ha iniciado Sinclair Broadcast Group, una de las empresas más grandes de comunicación en Estados Unidos, y que ha impuesto a sus afiliados locales. La campaña, que denuncia las historias falsas ("fake stories") en los medios nacionales, amenaza a la independencia editorial y credibilidad de estos medios locales.

 


En un video ampliamente difundido el 31 de marzo, decenas de presentadores de medios locales de grupo Sinclair recitaron un discurso idéntico denunciando a otros medios nacionales. 


“Algunos miembros de los medios de comunicación nacionales están usando sus plataformas para forzar a sus propio personal a su agenda y para controlar exactamente lo que la gente piensa… Esto es extremadamente peligroso”, rezaba parte del texto difundido.


“Este último movimiento del grupo Sinclair a forzar una retórica anti medios de comunicación a través de sus afiliados locales durante las emisiones informativas supone una amenaza a la independencia editorial de estos canales y a los periodistas que emplea. La campaña es más preocupante dado el alto nivel de confianza que los ciudadanos estadounidenses dan a los medios locales”, afirma Margaux Ewen, directora de la oficina de América del Norte de Reporteros Sin Fronteras. “

 

“Vemos hasta dónde ha llegado ya el término fake news difundido por el Presidente Trump y cómo se difunde para deslegitimizar a las informaciones críticas en los Estados Unidos”, añade.

 

Mientras representantes del grupo Sinclair han reiterado el compromiso de su compañía con “informar de hechos” para justificar esta campaña, varios congresistas, periodistas y antiguos empleados de la empresa han manifestado sus críticas. Aaron Weiss, antiguo director de noticias, ha contado a la CNN: “El problema con el caso Sinclair es que utilizan la credibilidad acumulada durante años por sus presentadores locales para promover una agenda política”.

 

Una encuesta realizada por Morning Consult/Politico en 2017 reveló cómo los votantes registrados tienen más confianza en sus medios locales que en los nacionales. El grupo Sinclair posee el mayor número de canales locales de televisión de Estados Unidos y la empresa está actualmente en negociaciones para comprar Tribune Media por 3,9 billones de dólares. La compra daría al grupo una suma de 42 canales más, dejándole con  un total de más de 200 televisiones en propiedad.

 

En respuesta a esta campaña algunos empleados han expresado su disconformidad  o se han negado incluso a difundirlas. Actuales y antiguos trabajadores ha compartido con la prensa pruebas de un ambiente laboral que les dificulta expresar sus preocupaciones o incluso dejar la empresa. Sinclair suele imponer su influencia editorial a sus afiliados locales, incluyendo historias, gráficos y hasta comentarios sobre los contenidos online antes de que lo sepan lo editores de las páginas web. Algunos empleados de televisión tienen cláusulas que les obligan a pagar el 40% de su contrato si deciden ponerle fin antes de lo estipulado o cláusulas de tiempo en el que no pueden firmar con la competencia, seguir la revisión de contratos efectuada por Bloomberg.


Otros empleados han compartido extractos de manuales de empleados que dicen que la empresa "puede monitorear, interceptar y revisar, sin previo aviso, las actividades de cada empleado usando los recursos electrónicos y sistemas de comunicación de la Compañía". Mientras los expertos legales afirman que no es más que e lenguaje estándar de los contratos, algunos empleados de Sinclair han asegurado a The Huffington Post que la empresa les hace "particularmente conscientes" de estas políticas en el día a día.


Estados Unidos ocupa el puesto 43 de los 180 países que conforman la actual Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa elaborada anualmente por Reporteros Sin Fronteras.


Consulta más información sobre la situación de la libertad de prensa en Estados Unidos en el Informe Anual alborada por RSF-España.