YIBUTI | Nuevas detenciones a periodistas independientes

19.12.2013 12:54

Reporteros Sin Fronteras manifiesta su alarma ante el incremento de las detenciones arbitrarias a los periodistas de la web La Voix de Djibuti y la violencia creciente de la policía contra los profesionales de la información. Cuatro periodistas han sido detenidos en los diez últimos días, algunos agredidos y dos de ellos siguen incomunicados de manera ilegal.

"Esta forma de acoso resultaría absurda -un periodista ha llegado a ser detenido, puesto en libertad y detenido de nuevo en un espacio de 24 horas- si no fuer porque tiene sus consecuencias en la libertad de expresión de los informaores y porque pone su salud en peligro", denuncia Reporteros Sin fronteras.

"El Gobierno del Presidente Omar Guelleh ya ni siquiera intenta disimular sus intentos de perseguir a los medios de comunicación independientes del país", lamenta la organización, que pide la inmediata puesta en libertad de los periodistas Moustapha Abdourahman Houssein y Mohamed Ibrahim Waiss, detenidos de forma ilegal en peligrosas condiciones.

Moustapha Abdourahman Houssein fue detenido de nuevo, el 17 de diciembre, cuando se dirigía a la comisaría de Hodan, donde había sido detenido con anterioridad -el 14 de diciembre, junto al periodista Sahal Elmi Talan- para recuperar sus efectos personales. Fue trasladado al centro de detención de Nagad, donde, según algunas fuentes, habría sido torturado y habría iniciado una huelga de hambre.

El periodista fue agredido en su primera detención por el director general de la policía Abdillahi Aldi Far. Un certificado médico confirmó posteriormente los daños sufridos en el oído por la agresión.

Por su parte Mohamed Ibrahim Waiss fue detenido, el 12 de diciembre, mientras cubría una manifestación de mujeres que pedían al Gobierno una residencia tras la demolición de las casas de su vecindario. El periodista fue trasladado a la cárcel central de Gabode, el 16 de diciembre, por orden del fiscal del Estado.

Farah Abadid Hildid, periodista de La Voix de Djibouti y también vicepresidente de la Liga de Djibouti por los Derechos Humanos (LDDH, en sus siglas en inglés) fue detenido el 7 de diciembre y puesto en libertad ese mismo día.