CONGO | Dos periodistas italianos pasan varios días detenidos en Pointe-Noire

21.03.2017 20:13

 

Reporteros Sin Fronteras denuncia la detención arbitraria a la que han estado sometidos dos periodistas italianos en el Congo que investigaban un caso de corrupción en el que estarían implicadas personas próximas a la familia del Presidente de la República. Los periodistas han regresado hoy a Roma.


El martes 15 de marzo de 2017, los periodistas italianos Luca Chianca y Paolo Palermo, de RAI 3, fueron detenidos por las fuerzas de seguridad en las dependencias de la Dirección de vigilancia del territorio en Congo-Brazzaville. El motivo alegado por las autoridades es la ausencia de una “visado periodístico”. Estuvieron detenidos tres días y dos noches en una celda de dos metros cuadrados, separados y sin medios para comunicarse.


“Ningún periodista, ya sea congoleño o extranjero, debería recibir semejante trato por parte del régimen”, afirma Cléa kahn-Sriber, responsable de la oficina de África de Reporteros Sin Fronteras. “Estos métodos de intimidación a la prensa extranjera ponen de manifiesto la actitud de las autoridades hacia los periodistas locales que se ven abocados a elegir entre la autocensura o la persecución”, añade.


 

Los dos periodistas habían llegado a Pointe-Noire para entrevistar a Fabio Ottonello, un empresario italiano, implicado en  sobornos entre la sociedad italiana ENI y oficiales nigerianos. El caso está actualmente en los tribunales de Milán con varios implicados exempleados de la empresa. Ottonello, casado con la hija del Presidente Sassou Nguesso, habría puesto a disposición de la empresa su avión privado para trasladar los sobornos a Suiza.



Antes de ser detenidos, Luca Chianca y Paolo Palermo, habían advertido a su redactor jefe que estaban siendo amenazados. Además de ellos, otros medios de comunicación están bloqueados en la región de Pointe-Noire.



La diplomacia italiana rechazó obtener su puesta en libertad a cambio de la confiscación del su material electrónico y reclamaron que les fuese devuelto. Finalmente fueron presos en libertad el 20 de marzo, y han regresado hoy, 21 de marzo, a Roma.