CHINA | RSF pide que no se olvide al bloguero preso Wu Gan, condenado a ocho años de cárcel

26.12.2018 13:39

 

Reporteros Sin Fronteras (RSF) hace un llamamiento a la comunidad internacional para que no se olvide del bloguero chino Wu Gan, que fue condenado a ocho años de prisión hace exactamente un año por criticar la corrupción dentro de las filas del Partido Comunista.

 

Después de 952 días de detención preventiva, un tribunal en la ciudad de Tianjin (norte de China)", dictó el e26 de diciembre de 2017 la sentencia de ocho años de cárcel contra Wu, al que se acusaba de "subvertir el poder del Estado". Se le ha prohibido recibir visitas familiares hasta el próximo febrero, y según los informes, ha desarrollado hipertensión y una enfermedad del corazón desde su arresto, en 2015.

 

Wu es famoso en China por seguir el caso de una empleada de hotel que apuñaló a un funcionario del Partido Comunista que intentó violarla. Publicaba con el seudónimo "Super Vulgar Butcher" después de que algunos de sus críticos en línea comenzaran a llamarlo así. Su cuenta de Twitter, que tenía más de 30,000 comentarios políticos, fue finalmente eliminada el mes pasado junto con la de otros activistas chinos.

 

"Ya que a los periodistas profesionales de China se les dice que actúen como portavoces del Partido, los comentarios irreverentes de blogueros como Wu Gan son más necesarios que nunca para completar la cobertura de las noticias oficiales", señala Cédric Alviani, jefe de la oficina de RSF en el Este de Asia. "La determinación con la que el gobierno trata de deshacerse de tales comentarios en Internet es la mejor prueba de su importancia".

 

Wu fue detenido el 19 de mayo de 2015 junto con más de 200 abogados y activistas de derechos humanos. Varios miembros de este grupo, apodados "709", recibieron sentencias de prisión, pero Wu recibió la condena más severa, casi con seguridad porque se negó a declararse culpable.

 

China es una de las mayores cárceles del mundo para periodistas profesionales y no profesionales, con más de 60 detenidos actualmente. Ocupa el puesto 176, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2018 de Reporteros Sin Fronteras, posición que ha mantenido durante varios años. Ver también el Informe Anual de la organización.