CHINA | Condenan a cinco años de cárcel a Liu Feiyue, fundador de una web de derechos humanos

30.01.2019 11:36

 
Reporteros Sin Fronteras (RSF) insta a la liberación inmediata de Liu Feiyue, fundador de una web de información sobre derechos humanos en China, y que fue sentenciado el 29 de enero a 5 años de cárcel por "incitar a la subversión del poder estatal".
 
 

El 29 de enero, el Tribunal Popular Intermedio de Suizhou (provincia de Hubei, en el centro de China) sentenció al periodista ciudadano Liu Feiyue -de 48 años, fundador del sitio web de derechos humanos Civil Rights and Livelihood Watch, también conocido como Minsheng Guancha-, a 5 años de prisión por "incitar a subversión del poder estatal ” y “publicación de artículos que se oponen al sistema socialista ”.
 


"El cargo de incitación a la subversión es una acusación infundada que las autoridades chinas utilizan repetidamente para disuadir a los periodistas de su deber de proporcionar información, especialmente cuando se relaciona con los derechos humanos", afirma Cédric Alviani, responsable de la oficina en Asia Oriental de Reporteros Sin Fronteras. "Instamos a Pekín a liberar de inmediato a Liu Feiyue y a todos los demás periodistas y blogueros detenidos en China".
 


Liu Feiyue fue detenido el 17 de noviembre de 2016, diez días antes del arresto de Huang Qi, ganador del Premio Reporteros Sin Fronteras y fundador de otro sitio web de derechos humanos, 64 Tianwang. El periodista, que está gravemente enfermo y ha sufrido tortura, fue llevado a juicio la semana pasada por "divulgar secretos de Estado en el extranjero", pero no se llegó a un veredicto. En diciembre, después de una petición presentada por Reporteros Sin Fronteras, cuatro expertos de la ONU pidieron a China que lo liberara.
 


El 28 de diciembre de 2018, el colega de Liu, Ding Lingjie, fue condenado a 20 meses de prisión por compartir un vídeo satírico del presidente Xi Jinping en las redes sociales.
 


China es el país con más periodistas presos del mundo, con más de 60 actualmente en prisión. Ocupa el puesto 176, de 180 países en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2018 de Reporteros Sin Fronteras. Ver también el Informe Anual de la organización.