CANADÁ | El Tribunal Supremo falla contra el reportero Ben Mekuch que pedía protección de sus fuentes

02.12.2018 18:55

 

Reporteros Sin Fronteras manifiesta su alarma por la decisión del Tribunal Supremo de Canadá de mantener la decisión de un tribunal inferior de obligar al reportero de Ben Mekuch a aportar a la policía todas sus comunicaciones y fuentes sobre un supuesto combatiente del autodenominado Estado Islámico.


“Obligar a un periodista a dar sus comunicaciones con su fuente para una investigación policial ataca directamente a la independencia que los periodistas deben tener para recabar información”, afirma Margaux Ewen, responsable de la oficina de América del Norte de Reporteros Sin Fronteras.


“Resulta alarmante el hecho de que el más alto tribunal del país haya confirmado la sentencia previa. El efecto que puede tener esta decisión puede dañar críticamente a la posibilidad de los periodistas de recabar y transmitir información en Canadá. La decisión del Tribunal Supremo no supone sólo una pérdida para Ben Makuch y VICE, sino para todo los periodistas y medios de comunicación que trabajan en Canadá”.


La decisión del Tribunal Supremo, conocida el 30 de noviembre, confirma una sentencia previa de dos tribunales inferiores. Esta batalla legal empezó en 2015, cuando la Real Policía Montada de Canadá obtuvo una orden para pedir a Ben Makuch y a VICE que les dieran todas sus comunicaciones con Farah Shirdon, un ciudadano canadiense supuestamente combatiente del autodenominado Estado Islámico. Está en manos ahora de la policía pedirle al periodista y al medio que cumplan la orden.


“Es un día negro para la libertad de prensa, valor fundamental para la democracia”, ha afirmado el portavoz de VICE. ”Hemos perdido esta batalla, pero nada puede cambiar nuestra creencia en que es necesario una prensa libre para una real comprensión del mundo en que vivimos”.

 

RSF participó con otras ONG de defensa de la libertad de prensa y libertades civiles en una coalición que intervino en el caso cuando tuvo lugar la audiencia ante el Tribunal Supremo, el pasado mes de mayo. La coalición explicó que la protección a la confidencialidad del material periodístico es fundamental para la libertad de la prensa. Sin ella, el papel vital de vigilancia que cumple la prensa en una sociedad democrática se ve afectado, así como la confianza de las fuentes se puede ver afectada a la hora de compartir información de interés público con miembros de la prensa.

 

La decisión del Tribunal Supremo se produce en un creciente clima de amenazas a las fuentes periodísticas. Pese a la adopción de una legislación que protege la confidencialidad de las fuentes -que no se aplica al caso de VICE- en octubre de 2017, un tribunal superior de Quebec ordenó en marzo a Marie-Maude Denis, reportera de investigación de Radio-Canada, a revelar sus fuentes en un caso de corrupción de la ciudad de Quebec. El tribunal podría haber aplicado la legislación anteriormente citada pero últimamente ha decidido que prima el interés público a la protección a las fuentes periodísticas. Radio-Canada lucha actualmente contra la decisión judicial inicial, ahora en manos del Tribunal Supremo que anunció que escucharía el caso en agosto.


Canadá ocupa el puesto 18 de los 180 países que conforman la actual Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa elaborada anualmente por Reporteros Sin Fronteras.


Consulta más información sobre Canadá en el Informe Anual elaborado por RSF-España.